Home English Russian French Bulgarian Polish Deutsch Slovak Spanish Italian Greek Esperanto
search help
search in titles only
  FontSize-- FontSize++  

 La Vida consciente como pasatiempo

Conferencia, 1 de Septiembre, 1924, 07:30 Hrs

Esta noche los he convocado para un pasatiempo, así es como yo le llamo.

La vida tiene su lado serio sólo cuando es inmoral. Una persona es seria cuando su vida es inmoral, cuando uno tiene que dar, cuando hay contradicción con sus convicciones, cuando uno vive entre discusiones. Cuando la gente es justa disfruta la vida. Por tanto, tenemos que convertir la vida seria en un pasatiempo. Desde ese punto de vista, todo el mundo material es un pasatiempo para los espíritus elevados. Algunas veces ellos observan cómo vive la gente en la Tierra, porque lo que la gente hace en la Tierra es un pasatiempo para el mundo invisible, esto no es tan serio. Desde nuestro punto de vista, desde el punto de vista de nuestra vida inmoral, desde el punto de vista de nuestros contratiempos, vivimos una vida seria, pero desde el punto de vista de aquellos evolucionados seres, la vida es un pasatiempo. Por eso, no tienen que estar siempre serios. Tendrán que ser serios cuando corrijan sus errores, pero cuando acaben de corregir sus errores, ¡conviertan su vida en un pasatiempo! Yo comparo la vida seria, con la vida que uno pasa de noche - uno está sentado en la oscuridad solo, no hay con quien hablar, uno medita qué hacer. Y la vida como pasatiempo, es una reunión de almas que se congregan en comunión y viven en el Amor de Dios, en la Sabiduría, en la Verdad, en la Justicia y en aquella elevada bondad. Y todas están felices de que haya ese pasatiempo. Cuando llega el momento del pasatiempo, Dios perdona los pecados de toda la gente.

Por supuesto, yo uso la palabra "pasatiempo" en su significado más puro. Por "pasatiempo" no quiero dar a entender divertirlos como un payaso, no doy a entender entretenerlos como un actor, sino que doy a entender un pasatiempo agradable, armonioso, en el cual un poeta, un músico o un artista puede manifestar esas bellas canciones e imágenes de la Naturaleza. Nosotros - la gente de hoy día -estamos acostumbrados a manifestar sólo lo malo de la vida. Ustedes aún no han aprendido a ver la belleza en la gente. ¡Qué cosas podrían ver en las personas de hoy día, en todos los reinos coetáneos de animales, en todas las plantas y piedras, ¡si supieran cómo verlos! La Naturaleza tiene dos caras. Una de las caras de la Naturaleza es tan atemorizante que una persona tiene que permanecer ciega ante ella. Si ustedes han visto esa cara, habrán tenido miedo. Un sacerdote búlgaro me contó que cuando era joven tuvo un sueño: un gran perro se le enfrentó y lo devoró, pero luego de eso lo arrojó de su boca. Y se despertó en la mañana, enfermo. Estuvo acostado enfermo tres meses completos. Ahora, a menudo con los errores que cometemos en nuestras vidas, permitimos que esos perros nos devoren y cuando salimos de sus bocas estamos enfermos y decimos: "La vida no tiene sentido." Sólo así lo parece. La falta de sentido no viene de Dios. Nosotros solos hacemos nuestra vida desagradable, sin sentido.

De modo que, una cara de la Naturaleza es muy desagradable, muy atemorizante, mientras que la otra cara es muy bella. La ha ocultado porque todavía está trabajando en ella. En la Naturaleza hay trabajadores vivientes que crean el rostro vivo del alma humana. Ellos lo están esculpiendo ahora para que cuando uno entre en un nueva etapa de su evolución, en la nueva forma, la cual nadie conoce, esté listo. Estos son los más bellos cuerpos, que uno puede imaginar. Notarán que en los animales, el pelo es un medio de los artistas que han trabajado en ellos, para ocultar, el rostro humano actual. En la gente de hoy día, estos supremos artistas también se hallan bien ocultos, trabajando en el nuevo rostro. Todo artista hace eso. Pinta su cuadro y lo oculta con un paño. Hasta que está terminado, no levanta el paño. Algunas veces la cubierta es removida durante un corto lapso de tiempo de nuestro rostro, revelándose este rostro pleno de sabiduría y les dicen: ¡eh, qué cara de ángel! Es revelado sólo un poco y rápidamente se cubre de nuevo. ¡Por eso, a veces, parecen tan bellos! Luego, dicen: yo no sabía que tenía tantos dotes de belleza! Esa no es una ilusión, ese es un verdadero espectáculo al que constantemente nos invitan. Nos invitan a este gran pasatiempo que Dios está elaborando. Ya que estos grandes artistas constantemente están trabajando en nosotros, de parte nuestra se nos exige al menos cooperar, no arruinando su obra de arte. Si no podemos hacer nada más, por lo menos no revolvamos las pinturas, sus pinceles; ni manchemos su lienzo, ni hagamos ensayos en él, sino alegrémonos de que algo grande se está preparando para nosotros. Y cuando algún día esta cubierta sea removida y el cuadro se revele, verán que se ha trabajado en algo grandioso, algo vivo que le da significado a la vida.

Frecuentemente yo los entretengo con ciertos símbolos, les muestro ciertas faltas y ustedes dicen: "¡Eh, todo el tiempo faltas, faltas, sólo escuchamos de eso! ¿A quién culpar de ello? Cuando un maestro llega al liceo para enseñar el idioma búlgaro y comienza llenando de anotaciones sus cuadernos, tendrá él la culpa? Hay ciertas reglas, ciertas leyes en el idioma búlgaro, que le dictan: sigue estas reglas y cada letra estará en su lugar. Un alumno a veces no sigue estas reglas, pone una letra en lugar de otra. ¿Qué va a hacer el maestro? - Él tiene una tinta roja, la tomará y llenará con ella el cuaderno. El alumno no estará feliz de que el maestro haya llenado su cuaderno con tanta tinta. Eso no es bueno para los sentimientos personales del alumno. Un compañero le dice: ¡déjanos ver tu cuaderno! - No tengo por qué hacerlo. Y lo cierra rápidamente.

Bien, algunos de ustedes están con sus cuadernos llenos de tinta. No pasa nada, el maestro los está instruyendo y tienen que agradecerle. Eso es un pasatiempo. Él no dice que esto sea malo, pero dice al alumno: escucha, vas a escribir de acuerdo con las reglas. Aquí, se escribe "b"; aquí se escribe "v" mientras que aquí se escribe "b". Si estudias inglés, conocerás reglas enteramente diferentes; si estudias el idioma hebréo -ahí, escribirás de derecha a izquierda; cuando llegues al idioma chino - ahí no escribirás de izquierda a derecha ni de derecha a izquierda, sino de arriba hacia abajo. Cada idioma tiene su manera de escribir. Eso es un pasatiempo. El máximo pasatiempo lo tienen los chinos, ellos tienen 40,000 signos de escritura. Si un chino aprende estos 40,000 signos del alfabeto chino, se le considerará una persona educada. Consecuentemente, en la Naturaleza los grandes seres han creado su propio alfabeto, el cual nosotros debemos estudiar. Por ejemplo, tomen el símbolo siguiente. Si van por la mañana a la salida del Sol, al principio observarán poca luz, la cual gradualmente se incrementa, hasta que sale el Sol. Cuando éste ha salido, esa cosa bella desaparece, el cuadro cambia. Pregunto: ¿Qué nos quiere decir la Naturaleza desde que raya el alba hasta la salida del Sol? ¿Qué nos quiere decir desde el alba hasta el ocaso? En esos momentos de la Naturaleza hay dos símbolos. En el primer momento, desde que raya el alba hasta amanecer, la Naturaleza nos enseña dos grandes leyes, la

Sabiduría y la Verdad. Ese momento ocupa dos horas. En él los cambios son súbitos. Después que ha salido el Sol, sin embargo, la Naturaleza nos enseña otra cosa. Nos enseña la ley del calor, es decir, la ley del Amor. En ese momento no hay tales cambios súbitos en el panorama, pero hay cambios de temperatura. Al principio no está tan cálido, pero luego, se vuelve más y más cálido hasta que llega a estar muy caliente. De modo que, en la vida es igual. La gente en el vientre materno, en el vientre de la Naturaleza, durante dos horas estudia la Sabiduría y la Verdad, el resto del tiempo estudia el Amor. Así que, la mayor parte de nuestras vidas está destinada para estudiar el calor y los cambios que suceden con este.

Entonces, cuando su vida amanece se ocupan del primer símbolo. Cuando vayan cada mañana a la salida del Sol, tengan en mente el panorama, la idea, del Sol naciente. Y cuando vea clarear el alba me llenaré de inspiración, mi alma se llenará con los principios de la Sabiduría y de la Verdad, en tanto que, cuando el Sol haya salido, diré: ¡ha llegado la hora del Amor Divino! Y entonces tendré que estudiar todo el día, los cambios que ocurrirán en el Amor. ¡Ésto es lo bueno de la Naturaleza!

Algunas veces tu amor se intensifica más, otras se debilita, y dices: el amor se intensifica y se debilita. No, tú aún no amas. Nosotros apenas estamos estudiando el arte de amar. Hasta ahora, sólo Dios ama. Las sagradas Escrituras, dicen: "Dios es Amor". De modo que, no nos han concedido aún el arte de amar. En consecuencia, cuando volvamos a Dios, ¡entonces sabremos lo que es el Amor! Cuando Dios nos instruye en este arte, todos los ángeles observan con curiosidad, con sobrecogimiento, qué hace Él con estos pequeñitos seres. Ellos se asombran cuando ven que Dios baja de Su trono para instruirles el amor. Sólo Dios conoce el arte del Amor y sólo Él puede transmitírnoslo, pero para adoptar ese arte debemos estar preparados. ¿En qué consiste esa preparación? ¿Es poco que este gran Dios de Amor vuelva Su mirada hacia tí y que seas capaz de percibirLe? ¿Si su corazón puede temblar ante la mirada de a un amigo suyo a quien aman, acaso su corazón no debe temblar ante la mirada de Aquél que Les dio la vida y todos los bienes en ella? Pues para eso tienen los sufrimientos, éstos son sólo cambios en su perspectiva. Cuando el Sol asciende, no importa cuán claro sea el panorama, aún así se dan los cambios - llega la polvareda, se nubla, llueve, nieva, aparecen las tormentas y luego, de nuevo, brilla el Sol. Estos cambios ocurren constantemente en la Naturaleza, pero la misma ley aplica para la vida también.

En consecuencia, desde ese punto de vista, la vida es un pasatiempo, pero ¿para quién? - Para los justos. Hablo de ellos, no de los pecadores. Ellos no están aquí. Nosotros enviamos a todos los pecadores a la peregrinación. Les dimos un boleto y les dijimos: "¡váyanse de viaje! Esta noche no molestarán a los discípulos, porque nosotros tendremos un pasatiempo, pero ustedes son muy serios, no vamos a discutir, no podemos entendernos con ustedes." Entonces, ¿por qué no agradecemos a Dios por este pasatiempo, por todos los cambios que han sucedido en sus vidas? ¿Qué encuentran de malo en su horizonte, está nublado, hay polvareda, tormentas, nubes, etc.? ¡Las plantas entienden y estiman estos cambios mucho más que ustedes! Cuando se torna nublado, ellos se abren, susurran, se regocijan. Ustedes - los niños conscientes - se alejan corriendo de las nubes, se esconden. ¿Por qué? Porque ustedes todavía no han aprendido el grandioso, el bellísimo idioma de Dios. Nosotros - gente contemporánea - hemos distorsionado tanto nuestra mente que no vemos lo bello. Nosotros vemos la belleza sólo en aquellas cosas que en realidad no la tienen. Por ejemplo, alguien llega ante mí, quiere que le ame. Para amarle, para manifestarle mi amor, debo encontrar lo que es bello en él. No puedo amarle por sus conocimientos. Nosotros no amamos a la gente porque sepan mucho. No, el principio o la causa, que hace sentirse más cercana a la gente, no es su mente, ni su corazón, ni su voluntad, sino su alma. Esto es lo bueno, esto es lo bello en la Naturaleza, en la vida porque cada persona, cada alma es indispensable para que te manifiestes. ¿Cuál es la ley? - Si todas las almas no están reunidas en algún lugar, ni un alma puede manifestarse por sí misma. De modo que, si la vida es un pasatiempo, debe ser un pasatiempo para todos. Si es alegría, debe ser una alegría para todos.

Ahora, desde este punto de vista, cuando el Cielo se divierte, el infierno también se divierte. Hay música, diversión en el infierno también, no crean que es tan atemorizante. Allí hay cosas atemorizantes, pero también hay cosas buenas, también hay pasatiempos. ¿Cuándo? - Cuando arriba hay pasatiempos, también hay diversiones en el infierno. Cuando arriba trabajan duro, también se trabaja duro en el infierno. Unos trabajan de un modo, otros trabajan de otro modo. Por ejemplo, una hermana que es artista, me contó lo siguiente: Un día pintó un cuadro, lo vio, quedó satisfecha con él. Luego comenzó sus labores hogareñas y en ese mismo momento su hija adolescente tomó la brocha y las pinturas, y del modo como otras veces había observado a su madre, comenzó a pintar en el lienzo. Ella solo la estaba pasando bien. Pregunto: ¿Hizo la hija algo malo? No. Ella le enseñó a su madre la siguiente lección: madre, después que pintes algún bello cuadro, ponlo en un lugar alto para que yo no lo retoque. Mientras que no lo coloques en un lugar alto, yo también voy a pintar, yo también exhibiré mi arte. Dios también hizo igual. Él colocó las cosas bellas tan alto para que cuando las veamos digamos: ¡ya quisiera estar ahí! Cuando no se nos dan algunas cosas, no es porque no quieran dárnoslas, sino que otros actores están en escena, otros se divierten, aún no ha llegado nuestro turno. Hasta que llegue nuestro turno, nosotros tendremos que sentarnos entre el público y observar.

Algunas veces ustedes dicen: ¿Por qué la gente sufre tanto? ¿Qué cosa es el sufrimiento? - El sufrimiento es uno de los más agradables sentimientos. Cuando uno sufre, le vienen los mejores pensamientos. Podemos decir que los sufrimientos han creado en la gente las mejores ideas, los más agradables impulsos, los más agradables esfuerzos. Y si les preguntan: ¿quieren sufrimientos?, dirán: "¡Ay, que Dios no nos dé sufrimientos! ¿Qué les dará entonces? ¡El sufrimiento es el mayor bien para uno! Los sufrimientos siempre se anticipan a la diversión. Cuando organizan una fiesta aquí en la Tierra, crean un pasatiempo, pero también se divierten sus gallinas. Ustedes las sacan del gallinero y les dicen: vemos que su casa no está muy limpia, lamentamos que hayan vivido tanto tiempo en ella, pero las sacaremos de aquí y las aceptaremos de visita en nuestras casas, les mostraremos cómo nos divertimos. Las gallinas comienzan a jactarse, a presumir, a cacarear. Ustedes las cocinan en una buena comida, empiezan a cantarles. Pregunto, ¿cuando el alma de una gallina o gallo sale, en qué piensan ellos? Ellos se integran al pasatiempo, es decir, ellos entran en contacto con las almas humanas. Esta gallina no se ha perdido de nada. Es un privilegio para una gallina ser comida por una persona. Yo no digo que una persona se la coma, sino que la acepta de visita, aunque esta pase por el fuego. Igualmente, ustedes pasarán por el fuego también si quieren entrar en el mundo espiritual. Y cuando ustedes sean sacados de su gallinero, cacarearán de nuevo.

Pablo, al comprender esta gran ley de la Vida, dice: ¿Dónde está ahora tu aguijón, muerte? Porque cuando el Amor Divino desciende para donar la vida, la muerte, todos las contratiempos, los sufrimientos son aprovechados. Algún día, todos sus sufrimientos, por los que han pasado, serán perlas, adornos sobre sus vestiduras y dirán: estamos muy contentos por haber recorrido ese camino y haber aprendido tan valiosas lecciones. Y en verdad es necesario un pasatiempo. Una cosa es imprescindible en el pasatiempo: debes olvidarte de ti mismo, olvidarte de lo animal, del yo inferior. Por ejemplo, cuando me siento en algún lugar no tengo pensar que ustedes me observan, sino que tengo que guardar absoluto silencio y permanecer tranquilo, y pensar en cualquier otra cosa. Así debe ser en cada uno de ustedes: pensar con tranquilidad, sin auto-observarse y pensar que todo a su alrededor está en orden. Esa es una de las cualidades del pasatiempo. Cuando está presente la curiosidad, ¿saben qué parece ésta? - Es como si estuvieras en una prisión. Viene el guardia e inspecciona todo. Él mira si las maniotas están en su lugar, mete la mano en tus bolsillos, busca esto o aquello. Luego alguno más viene, inspecciona tu ropa, el cuello. Yo digo: esto es en una cárcel, pero en un pasatiempo actuarás con naturalidad. En cada pasatiempo, uno es bello. Por sí mismo se pone la ropa con que gusta a los demás. Y en aquel momento, al ver a esa persona, distinguimos en su semblante ese otro rostro en el cual Dios se manifiesta. En tal caso, tenemos que ser como niños - perfectamente naturales y libres, para olvidarnos de los dificultades y de los sufrimientos. Todos nos beneficiaremos con un boleto gratuito para ir al Sol y ser felices. Algunos dirán: estos niños no son serios. Pregunto: ¿Qué situación es seria? (El Maestro pone algunos gestos de seriedad, estrictos, en su rostro). Pregunto: ¿Qué significa esta seriedad? ¿Cuál es la idea oculta detrás de ella? (El Maestro pone un gesto más alegre en su rostro). ¿Detrás de esta idea, ahora, qué está oculto? ¿Cuál de las dos actitudes es mejor? - Si quieres asustar a un criminal, te pondrás en la primera situación, si quieres poner contento a tu amigo te pondrás en la segunda. Digo: todos los soldados, todos los guardias siempre están serios, toman un arma, marchan. ¿Por qué? - Hay peligro. Sin embargo, hay una tercera situación, una tercera actitud. Esta es, que con cada movimiento una persona tiene que revelar lo grandioso, lo agradable de la vida. Uno tiene que ser como un manantial. Imaginen que un manantial piensa como yo. ¿Qué es lo más agradable para el manantial? - Cuando este manantial brota, necesita en donde fluir. Esto es lo más agradable para el manantial. En consecuencia, si me han dado las condiciones de Vida, mi Vida debe tener un lugar por donde fluir, pasar por todas las plantas y dejarlas mejor. Por dondequiera que pase, me manifestaré ante todas las flores, la hierba, ante todas las plantas, moscas, mosquitos, danzaré y ellas recibirán mi alegría. ¿No es esto un pasatiempo? Empujaré a uno, bromearé con otro, salpicaré a un tercero, y reiré con un cuarto. ¿Qué hay mejor que eso? ¿Acaso cada manantial no hace lo mismo? Bueno, imagina que esta agua no haga ruido, que fluye silenciosa y lentamente y verás que en poco tiempo se llena de lodo, da un olor insoportable, ¿está bien eso? Pregunto: ¿Qué es mejor - el manantial con agua que corre o el reducido pantano con agua estancada? Ahora, en el primer caso, nuestro cuerpo puede asemejarse a un fluido manantial, en el otro caso puede asemejarse a un pantano con agua estancada y volvernos amargados, descontentos.

Así que, ¿cuál es la idea del pasatiempo? Levántate por la mañana y di: "Dios se ha manifestado en la ley del pasatiempo, tengo que aprender esa gran ley de humildad." En el pasatiempo todos son ágiles, bulliciosos, según vas comprendiendo qué debes hacer en un momento dado. Allí no se permite nada de pereza.

Ahora imaginen que están en esta sociedad del pasatiempo. ¿Qué van a hacer? Si ahora les digo que sonrían, me van a preguntar ¿por qué debemos reírnos? Pregunto: Es que ¿por qué debemos ser serios? Dicen: bueno, la vida es seria. No, la vida es amor, mientras que la seriedad es algo fortuito en la vida. Una vida amorosa, consciente, poética, es una bella vida. Eso es lo bueno. Y cuando encuentras a una persona cuya alma está abierta, jamás podrás olvidarla. Dirás: ¡es una persona excelente! Esta persona es un manantial puro. ¿Qué error puedes encontrarle? ¿No es bueno que una persona sea un manantial así, de modo que cuando uno se dirige a él, puede sentirse tranquilo, olvidar su tristeza?

Otra regla para el discípulo es la siguiente: ¡No está permitido asistir en harapos a un pasatiempo! Te asearás, vestirás las mejores ropas que tengas y así es como irás. Cuando te aproximes a este gran manantial de la vida, debes aparecer con ropa nueva y alegrarte por el gran beneficio que te aporta. Y las Escrituras, que han previsto esta gran ley del pasatiempo, dicen: Vendrá el tiempo en que la gente no se temerá entre sí, sino que todos se sentarán en el banquete bajo su higuera.

Así que, muchos de ustedes necesitan un pasatiempo. El pasatiempo es la ley del rejuvenecimiento. Una persona que no se divierte, no puede volverse más joven. Por ejemplo, tomas asiento, observas cómo los niños disfrutan, dices: ¡cosas de niños! No, los niños lo disfrutan. Incluso Dios, tiene ciertas horas en que disfruta con la gente y luego de nuevo prosigue Su trabajo. ¿No podemos nosotros también, bajo la misma ley, hacer lo mismo? - Podemos. Ves a un amigo tuyo pintar algo. Sonríes, dices que está perfecto, pero tomas la brocha y manchas el lienzo - espera, así no se pinta - le corriges. Si quieres corregirlo - puedes, pero no corrijas el lienzo, toma un cuervo vivo y dile: vamos, yo lo sostendré y tú lo pintarás. Voltéalo a uno y a otro lado y cuando tu amigo lo pinte, le dirás: como ves, tú pintaste y yo pinté. Yo sostuve al cuervo mientras tú lo pintabas.

Ahora, la palabra cuervo, puede haberlos extrañado. Es una palabra turca. ¿Qué significa la palabra, cuervo, en búlgaro? ¿De dónde viene? - De la palabra, "negro". Entonces, el error del cuervo consiste en que es negro. ¿Por qué es negro? - Alguna vez, la hermana de este cuervo murió. Él estaba triste por su hermana y se puso ropa negra. Luego de un tiempo después de que su hermana resucite y el cuervo se vuelva blanco, se pondrá ropa blanca. Así que, si uno se pone ropa negra, alguien ha muerto; si está de ropa blanca, eso significa que su hermana ha resucitado. En consecuencia, el alma necesita cambios interiores. La seriedad endurece la vida. En una vida seria predominan las fuerzas que acaban los líquidos, la humedad de la vida y por eso, en algunas personas, los nervios, los músculos, los huesos se endurecen y les nace una pereza interior. En una persona joven que escucha la voz de Dios y se divierte, hay una expansión interior y el intercambio se da correctamente. Por eso, cada uno de ustedes debe tener un pasatiempo, pero ese pasatiempo se da sólo por Amor. Sin Amor no puede haber pasatiempo. Cuando llevamos a cabo este pasatiempo todos nos sentimos libres. En un pasatiempo cada uno tiene que contentarse con su comportamiento y no sentir interiormente una atmósfera pesada. Una de las cualidades del pasatiempo es que en él siempre hay una expansión. En el pasatiempo no pensamos en lo que concierne a la forma de las cosas, sino que valoramos el momento presente. No discutimos porqué descendió Dios, sino que nos alegramos al momento en que desciende Dios. Eso es Amor. El único ser que nos puede dar felicidad, sentido a nuestras vidas, es Dios. Y en verdad, cada día, no importa qué tan ocupados estén con su trabajo, llega cierto momento, sea en la mañana, al mediodía o por la noche cuando sienten una gran alegría. Pero debido a que nuestra mente está ocupada con tantas cosas grandiosas, las cosas bellas que nos da Dios pasan inadvertidas y nos despertamos cuando todas esas cosas han pasado. Nos ocupamos con qué pasará con Europa, qué pasará con Bulgaria, qué pasará con nuestras hijas, con nuestros hijos pero se nos escapan estos maravillosos momentos que Dios nos da. Dios ha puesto lo más bello en el cuerpo que tenemos. En ese cuerpecito vemos todos los dones del pasado y del futuro; en un lejano futuro, Dios nos dará un cuerpo nuevo, en el cual surgirá. Este cuerpo está tomando forma ahora. Para cada uno se está preparando un cuerpo nuevo, hermoso, en el cual se regocijará.

Entonces, es necesario dejar ya esa oscura filosofía de Vida. Les daré un ejemplo, si quieren aprovechar del lado bueno del Evangelio. Es acerca de una persona, un gran bebedor, que bebió durante 20 años, llevó una vida inmoral. Se desligó de sus hijos, mató a su esposa, perdió toda su riqueza y quedó solo en la más grande desesperación y entonces, decidió suicidarse. Tenía sólo un lev en su bolsillo y decidió comprar un Evangelio con él. Lo compró y leyó: ¡Dios es Amor! Bueno, se dijo a sí mismo, lo regalé y perdí todo por el Amor. Por fin he encontrado al que amo y por Él, podré hacer algo bueno. Se fue a divertir al bar. Le dijo al tabernero: ¡dame un vaso de vino! Miró el vino y dijo en silencio a su compañero interior: escucha, te he invitado durante veinte años enteros, pero ahora te voy a enseñar una nueva ley - retiró el vaso, no bebió. Se volvió al tabernero: dame un vaso del agua más clara, cristalina. Puso el vaso frente a sí. El de dentro dijo: vinito... Levantó el vaso con agua, bebió. El otro dijo nuevamente: vinito... - basta, ahora se hará mi voluntad. Yo encontré al Dios que amo. Él me enseñó eso. Fue al bar al día siguiente, al tercero, cuarto, quinto, al décimo día y pedía un vaso de vino y un vaso de agua, pero se bebía el agua. Finalmente dijo: ¡Tengo voluntad! Así es como ustedes también pueden vencer un mal hábito suyo. ¡Cómo no! Bueno, este es un pasatiempo. Si tienen semejante hábito, tomen asiento en el bar, pidan un vaso de vinito y un vaso de agua. ¡Eso es tener voluntad! Digo: Una buena persona es, quien puede manifestar su bondad en las peores condiciones de vida. Es muy natural que uno manifieste su bondad en condiciones favorables. Consecuentemente, incluso si las condiciones no son favorables, dirás: ¡Dios, por Ti puedo hacer cualquier cosa! Y desde este punto de vista, este Amor tiene que expandirse, hasta ser Amor para con todos, manar por doquier, estar igualmente dispuestos para todos, sin parcialidad. Y cuando veamos a alguien deseémosle todo el bien, como Dios lo desearía. Olvidemos todos sus errores, como Dios los olvida, porque cuando llega el Amor, jamás ve los errores. Frente al Amor Divino los pecados y los defectos de la gente desaparecen como polvo y humo, y de ese fuego Divino perdura sólo lo puro, lo supremo, y noble en el hombre.

Ahora, un espíritu aparece, sugiriéndote algún pensamiento, te dice: de ti no se haré una persona. ¿Cómo es que no puedo llegar a ser una persona? Yo ya soy una persona. Pon una coma detrás de la partícula "no". Di así: de ti no, se puede hacer una persona. Separa lo opuesto, ya que en cada pensamiento negativo hay un lado positivo. Quien te sugiere que no se puede hacer una persona de ti, él, tiene el pensamiento positivo de que tú puedes llegar a ser una mala persona. Si puedes llegar a ser una mala persona, puedes llegar a ser también una buena persona. Usa tu agilidad para llegar a ser una buena persona. Quien puede estar serio, también puede estar alegre, reír. La vida en la Tierra, sin embargo, de cabo a rabo, es sólo un pasatiempo. Estudiarán eso en algún futuro. Verán no sólo lo externo, sino también el lado interior de la vida. Será divertido, por ejemplo, si pongo sobre mi rostro una horrible máscara, se asustarán de la máscara, pero por debajo de la máscara les estoy sonriendo. ¡No vean la máscara, vean qué hay debajo de ella! O, puedo poner sobre mi rostro una máscara muy alegre, pero debajo de ella haber algo muy serio. No es la máscara lo que da sentido a las cosas, sino lo que está oculto detrás. Lo que está oculto detrás de la máscara, es el alma humana.

Entonces, esta noche quiero dejarles el siguiente pensamiento: Lo más grandioso en el mundo es que Dios siempre desciende para darnos la medida del Amor, es decir, no el Amor en sí mismo, sino la medida de los cambios del Amor. Así como medimos con un termómetro la temperatura del tiempo, igual medimos con un termómetro también, la temperatura del Amor. ¡Es excelente que una persona estudie la temperatura del Amor! Al calor del Amor crecen todas las plantas. Les pregunto lo siguiente: ¿Hay una planta en el mundo que pueda crecer sin Luz y calor? - No, no la hay. ¿Hay algún manantial en el mundo, que mane y fluya en los ríos, sin Luz y calor? - No, no lo hay. ¿Las tormentas y los truenos tienen lugar en el mundo sin Luz ni calor? - No. Todas estas cosas necesitan Luz y calor. Todos los hermosos cristales, todos las piedras preciosas, todos los diamantes han llegado a serlo bajo la fuerza de la Luz y del calor. Todos los animales han llegado a serlo bajo la fuerza de la Luz y del calor. Y nosotros, la gente - también. Consecuentemente, según la misma ley, nuestras almas han sido formadas bajo la influencia del Amor Divino, de la Sabiduría Divina y de la Verdad Divina. Estos son tres grandiosos espíritus que trabajan en la creación del hombre. Ellos han llamado al hombre, el amado hijo de Dios. ¡Hay una belleza, una hermosura única en estos espíritus grandiosos! Ustedes dirán: ¿Pues, qué son los ángeles? Cuando una persona adquiere esa hermosa, maravillosa forma, las almas de la gente y los ángeles se reúnen y forman un todo. Cuando sus almas se unen, Dios entra a vivir en ellas y ellas gozan de la inmortalidad. Nos estamos preparando para eso. La Nueva enseñanza impone una tarea grandiosa, no el trabajo intrascendente que los ocupa. Enfrentamos una grandiosa tarea de inmortalidad, de heredar el cielo, de encontrarnos con esas grandes almas, para lo cual nos estamos preparando, pero por eso, cada persona tiene que dar de sí misma y aceptar algo. A veces dicen: uno tiene que trabajar para sí mismo. Sí, pero cuando se trabaja en sí mismo, como se concentra en sí mismo, uno tiene que expandirse, para incluir ese más amplio sí mismo y dado que vivimos en Dios - también todos viven en nosotros. Cuando incluyamos a Dios, también incluyamos en nosotros, a todos los demás seres. Eso significa amar a alguien, desearle el bien a esa persona. Eso significa desearle el bien a todos, amar a Dios. Y si cumplen todo eso, todos los contratiempos, todos los defectos que tienen, de los que se menciona: que se le rompieron los zapatos a uno, a otro el sombrero, que alguien come sólo pan, todo esto será solucionado desde lo alto, en una semana. Cuando el Amor Divino surge y asciende ese calor, estamos listos para compartir nuestro bocado con quien amamos. Si no tenemos amor, escondemos el bocado en nuestro bolsillos. Cuando el Amor llega, sonreímos y decimos: hermano, vamos a disfrutar juntos. El mismo Dios nos enseña el arte de amar, y en este sentido sólo los niños pueden hacerlo. A ese respecto, quiero que sean como niños, porque sólo los niños se divierten. No crean que ustedes están viejos. ¡Arrojen esas barbas! Cuando el diablo está celoso de la gente, les pone barbas para enmascararlos, pero puede reconocérseles incluso detrás de ellas. Quiero que sean jóvenes, frescos y alegres en sus almas, como los niños. ¡Olviden sus tristezas! Cuando se acuesten, digan: Mañana cuando salga el Sol, Dios se manifestará, Le aceptaré. Y cuando te acuestes, te alegrarás de nuevo, pero no sólo exteriormente, sino que sentirás el calor que emana de ti, y todos dirán de ti: me gustaría que él viniera una vez más. Todos tienen que ser un manantial que fluye, como flor que desprende aroma agradable. Nuestra vida debe ser así. Ese es el pasatiempo del que habla Cristo: "Los veré de nuevo, ustedes se alegrarán y nadie robará nuestra felicidad." ¡Esto es pasatiempo! ¡Eso es lo bello, eso es la grandioso!

Esta noche les he hablado de cosas muy sencillas. No apliquen ninguna filosofía en ellas. Pero ¿cómo comprenderían? Una persona tiene que sentirse feliz, contenta, lista para darlo todo. Estén plenos y contentos, no se pongan malhumorados, serios.

Aquellos que les obstacularizaron, ahora no existen; les enviamos a la peregrinación y les diré cuándo regresarán. Esta noche, mañana, pasado mañana, durante una semana no van a estar, no teman, por eso, esta semana podrán divertirse como quieran. Después de eso, ellos regresarán, es imposible estar sin ellos. Les recibirán bien, les sonreirán, ellos tampoco pueden estar sin ustedes.

Ahora, se está dando un cambio en su mente y las fuerzas de la Naturaleza actúan favorablemente. Por eso, en nuestras reuniones deberá haber cambios súbitos - de un estado a otro. Pasaremos por toda clase de circunstancias: tendremos reuniones filosóficas, serias y alegres. La presente reunión es la primera en su género. En este pasatiempo, nos hemos instruido en lo siguiente: Cada mañana Dios desciende para enseñarnos el arte del Amor. Él acaricia a cada uno y dice: "Quiero que sean obedientes" - y, se va. Él sabe que rodaremos por Tierra, caeremos y nos levantaremos, y finalmente llegaremos a ser tersos como una perla y diremos: ahora somos algo muy precioso. ¿No han visto un guijarro rodar hasta quedar perfectamente liso? Todas las cosas desagradables desaparecerán y permanecerá lo precioso, lo hermoso de la vida.

El otro día les dije que lo más importante para una persona era amar, no ser amado. Esto es también lo más importante para el discípulo. El Amor puede llegar a través de esta apertura del alma.

Ahora, cuando abran el Evangelio, hay dadas muchas reglas en él, pero el alma humana tiene que ser libre, tenemos que tener la moral que nos dará la posibilidad de manifestar Amor. Como viven en el mundo invisible, así viviremos nosotros también.

 

Home English Russian French Bulgarian Polish Deutsch Slovak Spanish Italian Greek Esperanto

About    Search History    Top 100    Search Help