Home English Russian French Bulgarian Polish Deutsch Slovak Spanish Italian Greek Esperanto
search help
search in titles only
  FontSize-- FontSize++  

 El despertar de la conciencia colectiva

Una conferencia ante el consejo dada por el Maestro

En Agosto 19, 1921 en Veliko Tarnovo

Por favor, sean tan amables de escucharme, no voy a hablar mucho. Una persona inteligente no necesita que se le hable mucho, necesita que se le hable poco, pero sensible y comprensiblemente. Porque los respeto tienen mis consideraciones y respetos, yo querría hablarles breve y comprensible como a gente sensata.

La vida en la Tierra es música. Esta Vida va en tres direcciones. Expresándome en lenguaje musical: una vía entra en una dirección mayor, como dicen los militares; otra vía va en una dirección menor, la forma en que se expresa la tristeza; y otro camino va sobre una escala cromática en la que entran las dos primeras escalas. Estos son los tres grandes métodos, tres grandes leyes, que regulan nuestras vidas. Cuando no comprendemos el profundo sentido interior de la Vida, nos concentramos sobre las cosas poco importantes y nos preguntamos por qué la Vida está construida como és y no de otra manera.

Tengan en cuenta que apoyo, esa opinión positiva de la ciencia experimentada, de la experiencia en la Vida, la cual hemos comprobado noventa y nueve veces y de la que no tenemos ni siquiera una cien millonésima parte de duda de lo que estamos hablando. La incertidumbre es una indicación de la ignorancia en el mundo. No digo que la ignorancia sea mala sino que ella es un proceso de desarrollo. Todos los niños pequeños, que nacen, son ignorantes y su conciencia necesita despertar y desarrollarse paulatinamente.

De manera que, la conciencia humana (para decirlo en un idioma estrictamente científico) pasa por tres etapas: la etapa esencial; la etapa sustancial y la etapa material. La parte esencial incluye los principios de la Vida, la parte sustancial incluye las leyes de la Vida y la material incluye los hechos de la Vida. Por lo tanto, la agrupación de los hechos en el mundo, es decir nuestras pequeñas experiencias personales que recibimos, cuando éstas toman forma, construyen una ley y decimos que la ley se expresa de una u otra manera. Ahora, los científicos contemporáneos dicen que una ley es algo mecánico, pero la ley es una esencia viva. La ley sólo puede existir en seres que son sensibles, cuyas conciencias se han ido del lado material – desde los hechos, a las leyes, de lo personal – a lo general y de lo general al todo.

Nos preguntamos ¿qué es lo más importante para nosotros estando aquí en la Tierra? En las actuales condiciones la gente considera que lo más importante es la vida en la Tierra, cuando están asegurados materialmente; todos los pueblos individual y generalmente están esforzándose por su mejoramiento material, aseguramiento. Y, hoy día, tenemos la así llamada lucha económica. La aspiración de los pueblos por el estado material es una corriente. Esto significa que la conciencia humana pasa de lo material a lo sustancial, este es un despertar de la conciencia colectiva del hombre. Hasta ahora la humanidad ha estado viviendo en la subconsciencia colectiva, como los animales, pero a partir de ahora, toda la humanidad pasa a la conciencia colectiva, es decir, la gente comienza a tomar conciencia de que se necesitan los unos a los otros. Hasta ahora, cada uno ha estado viviendo para sí mismo únicamente, cada uno ha buscado salvación para sí mismo. Actualmente, en toda la humanidad hay un impulso interior para mejorar el estado, no sólo de una clase social sino de todas las clases sociales que se mejore la situación. Y, de una manera sensible, no pensando que nosotros mismos mejoraremos nuestras vidas.

No, hace miles y miles de años la humanidad por sí sola destruyó su propio estado. Existen razones para esto, pero no voy a detenerme para dar explicaciones acerca de éstas. Hubo un tiempo en que la Tierra era como un Paraíso, la vegetación era tan abundante que había miles y millones de frutos y la gente comía sólo de los frutos. Pero una época de hielo vino a la Tierra debido a ciertas razones físicas. Entonces, esa capacidad de dar frutos de la Tierra se redujo debido a lo cual la gente comenzó a comer carne, a matar no sólo animales sino a matarse entre sí, a comerse los unos a los otros. Por eso entre la gente todavía hay esta expresión – "drenaré tu sangre". Bueno, les pregunto: si uno drenara la sangre de alguien – ¿Qué ganaría de esto? Si uno matara a otro, ¿qué ganaría de esto? Esto es entender mal la Vida. No sólo en general, la gente no se entiende, sino entre los religiosos, entre espiritualistas que están al frente, pensando que tienen relación, comunicación con Dios, que piensan que tienen el derecho de dirigir, y han perdido la correcta comprensión de la Vida. Yo les digo la Verdad. No digo que otros no quieran decirles la Verdad y se la escondan a ustedes intencionalmente, esto es natural para ellos. Si alguien se ha enterrado una espina en su pie, se pone nervioso. Extráigase la espina y volverá a calmarse. Por lo tanto, si la gente contemporánea es mala, es debido a que cada uno tiene una espina clavada en su carne que no le deja permanecer en calma. El Apóstol Pablo dice que él tenía una espina, que no le daba calma. No he conocido a nadie sin una espina clavada. Mientras esta espina esté dentro de nosotros no podemos pensar sensatamente, no podemos meditar correctamente. Nuestra filosofía está torcida debido a esta espina. Extráigan la espina y tendrán una correcta filosofía de Vida.

Un comerciante inglés le pidió a un predicador inglés que le explicara acerca de qué enseña la Biblia. El le dijo esto y lo otro. El comerciante dijo: "No, no, dígame concretamente, en pocas palabras, de qué trata esta enseñanza". El quería entender esta enseñanza, como se puede ver la nuez en el nogal. El predicador finalmente le dijo: "Cómprate la Biblia y muchas cosas entenderás de ella." El comerciante compró la Biblia y leyó, leyó muchas cosas de ella, pero desde que la compró su negocio comenzó a ir atrás, muchas cosas perdió. "Desde que compré este libro sólo desgracias me han sucedido" se dijo, disgustado, el comerciante. Y un día lo arrojó al fuego. Quemando la Biblia, un pedacito pequeño de una hoja cayó fuera y se conservó. Tomó este pedacito de hoja y lo leyó: "Dios es Amor".

Ahora los cristianos contemporáneos cuestionan ¿qué cosa es la Cristiandad, qué religión es ésta? Y cuentan, que la Cristiandad es esto y aquello. No, no, Dios es Amor, el cual tiene que unir a la gente para vivir en el Amor, en la Paz y en la Fraternidad y si son reyes, gobernantes o el puesto que ocupen – estas son cosas secundarias. Toda la gente tiene que vivir de acuerdo al Amor, fraternalmente, tienen que tener respeto mutuo. Tienen que compartir todo fraternalmente; no de una manera violenta, sino de una manera voluntaria y consciente.

Conforme abordamos este tema, otras cuestiones surgen: hay vida después de la muerte o no, cuál religión es la más buena y otras semejantes. Yo digo: sólo existe una Enseñanza en el mundo, la cual es capaz de mejorar los hogares y ésta es la enseñanza del Amor sensible, no del amor de hoy día, que clasifica. Amor de principios, Amor que incluye en sí mismo el auto-sacrificio, Amor, que incluye en sí mismo el amor de madre, el amor de hermano, el amor de amigo, el amor del santo, el amor de la más iluminada gente en el mundo. Y cuando este Amor nos inspire, nuestros ojos se abrirán.

Hoy día, hay mucha gente en el mundo, que no cree si el hombre posea un sexto sentido o no, si pudieran ver con éste. Cada uno puede ver. Cuando un joven se enamora de una chica fea, él ve en ella lo que nadie ve. Él dice: "Ésta moza es una piedra preciosa". Cuando amamos a alguien, vemos sus cualidades, sus talentos. ¿Dónde están éstos? Hay un lugar donde vemos estos talentos. Cuando no amamos a una persona, copiamos a él las más malas cualidades, que él fue esto y aquello.

Una gran ley está comenzando a actuar en el mundo ahora. Consideren, que el mundo ha pasado a una nueva etapa y en diez años esta corriente se incrementará. Esta gran ley trabaja ahora en toda la gente, trabaja en las mentes humanas, en los corazones humanos. Que esta ley está trabajando, se ve por que toda la gente no está en calma. ¿Por qué están tan molestos? Si fueran pobres, diríamos, que están trabajando mucho y por eso se irritan. Esto, lo comprendo. Pero ¿por qué los científicos, por qué los ricos están irritables? Y unos y otros, y la gente religiosa – todos están preocupados. ¿Por qué? Porque sólo tienen creencias pero no tienen fe. Si hoy día aparecieran persecuciones por la fe, no sé quienes podrían soportarlas. Toda la gente ahora es Cristiana porque no hay quién les persiga, pero la fe de uno se examina, se conoce a través de los sufrimientos. El auto-sacrificio se prueba a través de la pobreza, en la miseria, cuando venga un momento difícil. Si uno sacrifica su vida, entonces se prueba su caracter.

Ahora, ¿cuál es el bien más grande en el mundo? – ¿el bien del individuo, el bien de un pueblo, el bien de toda la sociedad o el bien de toda la humanidad? Estos son la misma cosa. Uno es una miniatura de toda la humanidad. Por lo tanto, un pueblo representa en su desarrollo a la humanidad de una forma más pequeña. Esto es por lo que cuando hablamos acerca del individuo, entendemos al hombre como una semilla. Cuando hablamos acerca de una sociedad, entiendo que esta semilla ha comenzado a crecer. Cuando hablamos acerca de un pueblo, entiendo que esta semilla ha comenzado a crecer y cuando hablamos acerca de la humanidad como un todo, entiendo que esta semilla ha dado ramas, flores y frutos. Si entendemos la Vida de esta manera, conoceremos que cada uno de nosotros es un factor necesario en la humanidad.

No entendemos a la humanidad como si hubiera sido creada para vivir con una de sus mitades en el Paraíso y la otra mitad en el infierno. Sé que cuando consideramos a Dios como Amor, todos vivimos en el Paraíso y afuera de éste todo está vacío. Pero para conocer a Dios, debemos tener Amor. En este Amor, cada hombre, cada forma es un factor. Estas formas en que existimos ahora, no están terminadas. ¿Piensan que han venido a la Tierra por primera vez, que por primera vez ahora han nacido? No, todos ustedes tienen larga historia y si alguien les escribiera la historia, sería muy interesante para ustedes ver qué fueron antes y qué serán en el futuro. Este es un gran proceso por el que estamos pasando. Cuando uno está desarrollado correctamente y es noble, por ejemplo, es consciente de que toda la gente tiene que vivir en el Amor. Cualquiera que sea, aplicará todas las condiciones de Vida y ayudará al bien común. Sólo el Amor da todas estas condiciones.

No voy a detenerme a explicar acerca de las razones por las cuales vienen las luchas en el mundo. Para mí, ellas vienen de manera natural. Las explico a través de este ejemplo: tomen dos árboles, que han sido plantados cerca uno del otro. Estos dos árboles con sus hojas innumerables, flores, ramas, viven bien juntos, fraternalmente, se hablan; pero en un momento sopla el viento y estas ramitas y hojas se entretejen entre sí, se atan. El viento se vuelve más fuerte, aparece una tormenta, las ramitas se empujan unas a otras. Se preguntan unas a otras: ¿En qué se han metido? Pregunto ¿dónde está la causa de esto, en el exterior o en el interior? La causa está en el exterior. Hoy día, del exterior también son las causas del malentendido de la gente – éstas son las condiciones económicas. Este es el viento que hace que la gente se mal entienda y que se pelee. Algunos preguntan ¿cuánto tiempo va a durar esta tormenta? Una tormenta puede durar 24 horas, 48 horas, no más de tres días y todas las hojas estarán en paz luego. Hoy día hay una tormenta en el mundo que nos está empujando, cerniéndonos, habrá algunas piernas y cabezas fracturadas. Y, por eso no se enojen, esta tormenta terminará pronto. Esta tormenta social va a terminar luego de 45 años sólo si la gente se vuelve más sabia. Pero si ellos no aprenden la moraleja de sus propias experiencias y mejoran sus vidas, la tormenta irá en aumento. En caso de que ellos aprendan de sus experiencias, para mejorar sus vidas, esta tormenta seguirá durante mucho tiempo. Si toman la moraleja de sus experiencias, el plazo de la tormenta se cortará porque la gran ley que dirije el mundo es sensata – no importa si uno cree o no.

Hay una fuerza razonable, una gran ley en el mundo que hace a la gente – creyentes y no creyentes – pensar y actuar de manera similar. He visto muchas veces gente, que no cree en Dios, ni va a la iglesia, pero que se meten al agua, arriesgando su vida, para salvar a alguien. En semejante hombre no hay la ley mecánica sino otra ley – él ha nacido poseyendo la ley del auto-sacrificio. Así que, lleva dentro de sí mismo algo mucho más grande que la religión formal. La religión aparece en el mundo más tarde. Algunos podrían preguntar: "¿eres religioso?" Uno puede ser religioso y ser deshonesto. La religión no es una firma que señale si uno es honesto o no. Para probar que esto es así, visiten a todos los comerciantes, por ejemplo, que van a la iglesia y creen en Dios y vean cómo hacen sus negocios y cómo venden. La ley que dirige al mundo es diferente. El Amor tiene que existir en sus corazones y que tengan la conciencia como la gente, que no mientan a su hermano. Ésta es lo que los obligará a que miren los intereses de la otra gente, como a sus intereses y no vender mercancías malas a su hermano. Seremos capaces de entendernos sólo si vemos nuestros tratos de esta manera.

Tampoco nos entenderemos si consideramos la nacionalidad – nos preguntamos ¿Eres búlgaro, eres inglés, francés, alemán? Decimos "El búlgaro es cosa mala". Estas son ideas individuales, estas no son conciencia colectiva, ni aún ley Divina. Entre los pueblos todavía el principio Divino no aparece. En estos pueblos cada uno mira por su propia economía. Ninguno de los pueblos tiene privilegio antes que otro, cada quien tiene su lugar. Si, por ejemplo, levanto mi mano y alzo uno de mis dedos arriba y este mismo dedo decide que tiene la primacia entre los otros, ¿qué pasará? Un dedo muestra sólo la dirección de las cosas, pero no es posible trabajar sólo con el; hacemos el trabajo con todos los dedos, cada dedo está en su lugar en la mano. Sólo cuando todos los dedos están unidos, sólo entonces tenemos una mano completa, la cual es un emblema de la voluntad y puede cumplir su deber. De este modo, cuando un pueblo está consciente de su lugar dentro de la humanidad como una parte, como un órgano de todo el organismo que tiene que hacer su trabajo exactamente a tiempo, entonces, estará en su lugar.

La gente contemporánea quiere apoyar al viejo dios. Sabemos quién es este viejo dios. No se ofendan. Este viejo dios trajo todas las guerras, todas las violencias, todas las desdichas. En el Dios de Amor, sin embargo, no hay absolutamente mentira alguna. Este Dios de Amor está viendo hacia toda la gente, hacia los seres más pequeños también, con igual Amor, con igual compasión y está listo a ayudar a todos. Y cuando un pequeño ser viene hasta Él, cuya forma ha sido destruida, Dios le da otra forma y dice: "Continúa tu trabajo, no temas, sigue adelante". Ahora les pregunto: ¿después de vivir en la Tierra por 50 – 60 años, y terminamos nuestras vidas, qué hemos ganado? Supongamos, que una madre ha dado a luz a una bellísima hija, excelente moza, se viste bien, que está feliz teniendo alrededor a muchos jóvenes – pregunto, ¿por cuánto tiempo seguirá así – cinco, diez, quince años? Paulatinamente su cara se arruga, pierde su belleza y su frescura, se vuelve fea y los jóvenes la abandonan. Otras bellas aparecerán y la sucederán de manera que en ella al final aparecerá un disgusto de que su vida no tenga significado, de que no sea feliz. En el principio ella estuvo satisfecha pero luego su vida pierde sentido. Ella se parece a aquél autor europeo, que escribió un libro señalando que no había ser más noble en la Tierra que el hombre y que la vida es buena; pero después de que sufrió una crisis, por una decepción de la gente, escribió en otro libro que no hay ser peor que el hombre y que el mundo es malo. Así que, cuando todo va como miel sobre hojuelas, decimos que "todo está bien, Dios es muy bueno". En caso de que nos encontremos con un desastre, una desgracia o una acción, que no pensábamos, decimos: "no hay un Dios más injusto en el mundo que el nuestro." El mundo sigue su camino definido.

Hace algún tiempo una señora muy inteligente y educada vino a mí y quería que le resolviera una cuestión, un malentendido, lo siguiente: durante una exhibición Anverce, su esposo actual, cuando joven, estuvo en Anverce. Él oyó que había un hombre en esta ciudad que dormía y en este estado decía a la gente el futuro. Él se interesó en visitarle, que le dijera algo a él también y fue a su casa. El hombre durmiente le dijo así: "te vas a casar muy joven, tendrás cuatro hijos, uno de los hijos morirá. Te casarás con tu mujer por amor y vivirás con ella una feliz vida familiar durante diez años. Pero después, una rubia mujer entrará en tu casa, ella destruirá tu vida y vivirás con ella. Si pasas esta prueba, regresarás a tu primera esposa después de quince años y vivirán muy bien." "Y de hecho -dijo la señora- uno de nuestros hijos murió. Muriendo el niño, encontré entre los papeles de mi esposo esta nota en la que se decía su futuro. Esta rubia mujer entró a nuestra casa, destruyó nuestra vida." Después, ella me preguntó qué hacer, si dejar a su esposo. Le dije que observara, que viera si el resto de la predicción se hacía realidad. Ella me preguntó ¿cómo habían sucedido estas cosas? Le dije así: "La Vida está predeterminada, no fatalmente, sino que existen algunas razones, que predeterminan el destino humano."

Y nuestra vida, así como es ahora, también está predeterminada por muchas razones precedentes. Si utilizamos estas razones, podemos mejorar esta vida, podemos luchar contra el mal en el mundo, podemos vencerlo. Los hindúes llaman a esto karma o caída. Podemos luchar contra la caída. Un hombre que puede caer, pecar, puede levantarse y vencer. Pero la gente religiosa de hoy día, en sus creencias, van al otro extremo: dicen que la religión mejorará nuestra vida por completo. Esto es correcto en un 50%. La religión no puede mejorar la vida totalmente. Y su afirmación es sólo 50% verdadera, porque somos un 50% de factores en nuestro destino y existe otro 50% de factores, que regulan nuestras vidas. Yo digo: en nuestras vidas influye en un 50% el destino, la Naturaleza; en un 25% nosotros mismos y en un 25% – la sociedad. Entonces, cuando estos tres factores se ponen a trabajar juntos, en los aspectos oculto y moral vendrá un auge, una mejoría. Para que esta suceda, es necesario que mucha gente deba aparecer para trabajar en una dirección. Cuando llega la primavera, ¿llega ésta con una flor? – No, con millones, con muchas flores. Luego vienen las abejas, comienza esta agitación en la Naturaleza. Y de esta forma se crea una unidad.

Esto significa que desde el punto de vista oculto, somos como a pequeñas flores, que ahora han florecido, es decir, nuestra conciencia está en un nivel de desarrollo en que apenas ahora hemos comenzado a diferenciar entre el bien y el mal. Ustedes dicen: "Bueno, uno siempre debe mentir un poco." No, en la vida consciente no está permitida absolutamente ninguna mentira, así como en matemáticas no se permiten algunos errores, porque cualquier error, permitido en la arquitectura y en las técnicas traería consecuencias indeseables. Y también, la mentira que permitimos en nuestras vidas, causará resultados en nuestra construcción como muestran los cálculos equivocados de un arquitecto. La gente espiritual contemporánea por lo menos necesita tener leyes/reglas como las tienen los músicos. Den una pieza musical a esta gente, y todos mantendrán el compás durante la presentación. Den una pintura a algunos pintores notables y todos la pintarán de acuerdo a la misma ley. Den un problema a algunos matemáticos y ellos lo resolverán de acuerdo a la misma ley. Cuando consideramos a la vida espiritual, decimos: "no necesitamos música, no necesitamos los cálculos, Dios arreglará las cosas." No, amigos, en la vida espiritual se exige una matemática severa, allí todas las cosas están determinadas precisamente. Para que uno o un pueblo sea feliz o infeliz, depende de algunos hechos que están permitidos.

Así que, esta gran ley, que regula la vida de los pueblos europeos contemporáneos, les ha puesto en su lugar. Esta civilización actual, que está casi llegando a su fin, comenzó en Egipto, pasó por Siria, Persia, Roma, Inglaterra, Alemania, América; va ahora por Rusia de nuevo y de vuelta al continente Occidental. Y de ahí irá en otra dirección. Esta ola, que viene por el mundo y mueve a la humanidad, no es mecánica. Todos ustedes están determinados para tomar parte en ella, no importa si lo quieren o no. Y tenemos que participar conscientemente.

¿En qué radica la nobleza de un pueblo? ¿Por qué los ingleses son nobles? ¿Por qué hay una conciencia colectiva despierta en ellos? Aun cuando cometen errores, los corrigen fácilmente. La mayor parte de los ocultistas se encuentran entre ellos. Cada pueblo, en que esta conciencia colectiva se despierta, está consciente en cierta medida que todo debería subordinarse a la meta general. Los ingleses han comprendido esto en cierto grado. Esta conciencia está naciendo no sólo entre los ingleses sino por todas partes alrededor del todo el globo terráqueo. En toda la gente pobre, en todas las pobres viudas, huérfanos ha penetrado esta conciencia. ¿Saben en qué situación se encuentran ustedes hoy día? En la situación de aquél predicador americano, que acostumbraba invitar niños pobres a su casa todos los días y darles comida. Acostumbraba leer con ellos la oración del Señor. Un día encontró a un huérfano, un pequeño niño, lo llevó a su casa para alimentarlo, diciéndole con antelación:

— Vamos a leer juntos La oración del Señor.

Ellos comenzaron:

— Padre nuestro, Que estás en los Cielos.

— Santificado sea tu Nombre. – el niño se detuvo en silencio.

— ¿Por qué guardas silencio?

El niño preguntó:

— Entonces, ¿el Señor es nuestro Padre?

— Sí, Él es.

— ¿Entonces tú eres mi hermano?

Con estas palabras el niño quería decir: "Eres un predicador, duermes en una cama blanda, tienes buena comida y ¿qué hay de mí, hermano? – yo me estremezco de frío, voy a la cama hambriento." El predicador comprendió su situación.

Así estamos nosotros. Cristo vino a salvar al mundo. Leemos: "Padre nuestro que estás en los Cielos"... ¡En ningún pueblo debería haber gente pobre, es una vergüenza tener pobres en estos días! ¡No debería haber viudas pobres en ninguna nación! ¡Es una vergüenza que nuestros hermanos y hermanas vendan su honor por un pan! Millones de nuestros hermanos y hermanas están en burdeles vendiendo su honor. Y nosotros decimos: "en la iglesia, en el Cielo está Dios, ahí está Cristo." Sí, este Cristo vino por estos disolutos – para salvarles, no vino por los rectos. Entonces, debemos ahora tener la valentía para corregir nuestros errores del pasado. Debemos corregirlos de cualquier manera. Tenemos que darle la mano a nuestros hermanos y hermanas, que han caído.

Toda la gente en estos días sufren debido a un malentendido Amor. Retiren la luz del Sol a cualquier flor, a cualquier vegetación, verán la aguda diferencia que sucederá. Retiren el Amor a cualquier ser, la misma ley actúa. Así que, debemos hablar de Dios del futuro, no como de un ser distante sino como de un Ser que trabaja en nuestros corazones, para que podamos de cumplir voluntariamente, sin presión Su Voluntad y Su Ley.

Todos ustedes están llamados ahora a esta gran mesa en el mundo. Este Señor de Amor les ha llamado, cuálquiera sea su situación, cuálquiera sea su fe. Él los está llamando hoy día a pasar, a dar un paso hacia arriba: no como búlgaros, no como evangelistas, no como ortodoxos, no como católicos, no como musulmanes, sino como seres sensibles, como hermanos, que han nacido de un Padre y que por sus venas corre la misma sangre. La misma sangre fluye en las venas de toda la gente. Si comprendemos este hecho, ésta será la Nueva enseñanza, y esta es la manera en que la religión debe ser reformada. Si la futura religión no comprende esta gran ley, sobre ella caerá la condena durante cien años de escribirle "Dios dice adiós." Estoy diciendo una gran Verdad. Esto, deberían saberlo los clérigos y poner un letrero en su iglesia: "Dios es Amor y todos nos vamos a sacrificar por Amor." Y todos los obispos, sacerdotes, madres, profesores, jueces tienen que escribir esta ley. Y esto tiene que ser el principio general – el Amor. Y cuando nos encontremos todos, que nos reconozcamos que somos hermanos. Entonces, tendremos diferentes conocimientos, diferente ciencia y estas fronteras que ahora existen entre nosotros, desaparecerán. Y una Nueva vida comenzará que traerá Paz y Alegría: Paz – dentro de las mentes, Alegría, – dentro de los corazones y Fuerza – dentro de la voluntad humana.

Ahora es el tiempo, cuando todos nosotros tenemos que vivir dentro de esta conciencia colectiva de la humanidad, saber que no existe la muerte. El alma humana, la conciencia humana no muere. Sucede un cambio en el cuerpo humano, la forma cambió, pero eso no es esencial. El hombre cambia muchos cuerpos, muchos órganos, pero él como un alma, que se desarrolla, como una conciencia en la Naturaleza, no se pierde. Este es un hecho sin ninguna excepción. Averigüen la Verdad y verán. Así que, les digo: averigüen la Verdad, que ha sido puesta en el interior de ustedes, busquen su ideal dentro de ustedes mismos, en sus almas. Este ideal no lo encontrarán afuera. El ha sido puesto en sus almas, él ha sido puesto en sus mentes, él ha sido puesto en sus cuerpos, como la energía ha sido puesta en la semilla y la semilla es puesta en la tierra. Esta extrae los jugos de ella y crea todos los órganos. De esta manera, todas las energías han sido puestas en nuestro cuerpo, de acuerdo esta ley se usan por el espíritu humano para crear todos los órganos del cuerpo humano.

Mencionaré el hecho siguiente: ¿cuántos años han sido usados para la creación de su mano? Estos círculos o articulaciones de los dedos, muestran cuántos millones de años ha vivido el hombre; ellas muestran la historia de la humanidad, la historia del desarrollo humano, el estado por el que ha pasado toda la humanidad. Si les dijera que el dedo humano cuenta toda la historia del hombre, ustedes dirían, que esto no es posible, que esto es una fantasía. Sí, para el que no entiende las leyes de la Naturaleza, así es.

Algún día paseaba con amigos por un bosque de pinos. Nos detuvimos frente a un pino y dije: "Las articulaciones de este pino muestran durante qué años hubo mayor humedad y en cuales menos. Eso puede conocerse a través de estas articulaciones." Ustedes pueden probar este hecho. De este modo, cuando durante el año había abundancia de lluvia, los espacios entre estas articulaciones son más grandes y al revés – cuando en el año hubo escasez de lluvias, ellas son menores. Por lo tanto, es posible contar matemáticamente y determinar aproximadamente cuál fue la cantidad de humedad. Así que, la humedad afecta de esta manera.

En nuestros cuerpos también afectan algunos eventos – individuales, públicos y sociales. ¿Saben ustedes esto? Nosotros llevamos los pecados de toda la humanidad? No piensan que nosotros, que estamos lejos de África, no llevamos los pecados de los africanos. Si, los llevamos. Existe una fuerza interior, que une a la gente y entreteje sus vidas. Y así que en el futuro, cuando tengamos conciencia de esta gran ley, llegaremos a comprender, que toda la gente debe establecer las buenas condiciones, para que se eviten todas las infelicidades contemporáneas. Y no sólo una vez he dicho que sólo las madres son capaces de crear esto. Cada madre cuando concibe un niño, varón o hembra, que dirá: "Hija, hijo, querría que tu vivieras en el futuro de acuerdo a la ley del Amor y presentar su Abundancia." Si ella dice esto, ella tendrá una hija o un hijo héroes, que vivirán en la ley del Amor. Cada madre deberá sugerir esto a sus hijos. Los jóvenes que se casan, deben decir así: "Nuestros hijos e hijas tienen que vivir para el Amor, para el Señor de Amor, que unifica a la gente." La nueva generación será portadora de nuevas ideas, de Amor Divino. Pero del modo como vamos ahora, si nacemos de esta débil manera y queremos reeducar a la gente, que ha estado trabajando así por miles de años, no podemos hacer nada. Uno puede ser reeducado sólo en el útero de su mamá – en el Amor de Dios, pero por sí mismo no puede reeducarse. Sólo una madre es capaz de recrear al hombre, de reeducarlo. Él en sí mismo es, en un 50%, un factor de su reeducación. Él es semejante a una nave sin timón que por todas partes puede ser empujada por las olas.

Por lo tanto, en el futuro las condiciones de las mujeres deben cambiar. Las mujeres que conciban debe estar en las mejores condiciones, también las condiciones de los niños deben cambiar. Y comenzaremos no mecánicamente, sino de acuerdo a esa ley, que actúa en la Naturaleza Viva. Esta Naturaleza está viva, es perfecta; ¡leo en ella los bellos métodos que tiene! Si los búlgaros aplicaran los métodos de la Naturaleza, mejorarían su situación. ¡Qué riquezas tan grandes se esconden en ella! Podrían pagar sus deudas en diez años. Pero deben comenzar a estudiar esta Naturaleza Viva. ¿Qué están haciendo ahora los búlgaros? – Están esperando que venga su salvación de alguna parte, la están esperando de un lugar, de donde no vendrá. Pues la salvación está en su interior, en esta Naturaleza Viva que ha puesto sus fuerzas. Y la gente debe ponerlas en acción, trabajando de acuerdo según la ley del Amor para el bien de los demás. Esta es la forma en que su bendición llegará.

Así que, esta gran ley llama ahora a la gente a la fraternidad. Sólo entonces tendremos una Nueva ciencia fraternal. ¿Qué parece ahora nuestra ciencia? El pequeño cordero al que el niño está mirando, está besando y haciéndole unas coronas, un día la madre dice: "Para que el niño de mamá viva, debemos matar este cordero." El pequeño niño está llorando. Ustedes dicen: "No, así debemos vivir." Bueno, ¿piensan que este niño será educado? Él se preguntará: "¿Cómo es posible que este Dios, Quien es tan bueno, pueda permitir matar a este corderito?" – "Bueno, niño mío, así lo ha arreglado Dios." No, no arregló así Dios, nosotros arreglamos la vida de esta manera. ¡Y liberémonos ahora de nuestras ilusiones! No pensemos que Dios ha arreglado al mundo de esta manera. No, estos corderitos no deberían ser matados. Y ahora tenemos una cultura para la muerte, para dejar inválido las piernas a éste o a aquél. Sólo se oye "pum-pum". Todos dicen "esto es por el país." Pero ¿a qué beneficio han contribuido a la humanidad las guerras? – Absolutamente ningún beneficio. La gente se ha vuelto ensañar y hoy día las guerras han traído este libertinaje. Las futuras guerras tampoco traerán algún bien. Tenemos que luchar, pero ¿de qué manera? – Luchar, pero no asesinar. Esta ley del Amor ya está llamando a la gente. Deben venir a los más capaces, los más grandes, la gente mejor – madres, padres, maestros, sacerdotes, gente desinteresada, para cumplir esta gran tarea. Si ellos no vienen a tiempo, otros vendrán.

Generalizaré ahora mis conclusiones en lo siguiente: no tengo como fin imponerles que confíen, me gustaría que ustedes lo probaran. ¡Pruebas, pruebas son necesarias y ninguna otra cosa! Existe una prueba interior. Así como cada planta debe encontrar su suelo, encontrar todas las condiciones convenientes para su crecimiento, así es para cada uno en el mundo, debe encontrar sus condiciones favorables para crecer y desarrollarse. Nunca piensen que las condiciones en las que viven son inadecuadas. Estas sólo son entendidos subjetivos interiores. De acuerdo al desarrollo de la conciencia colectiva, cada uno está en el lugar correcto. Pero estamos equivocados al decir: "¿por qué no soy como ese señor?" No miren hacia el exterior de ese hombre; él puede ser rico, puede tener comida a plenitud, pero puede ser infeliz, su vida interior estar destruida, tener alguna lesion cardíaca, su estómago estar indispuesto. Pero aquél pobre no tiene abundancia semejante, pero está sano, puede comer bien. La felicidad de uno está definida por la actitud de su espíritu – que esté contento de lo que ha aceptado en el momento dado. Y cuando esta gente se una, tendrán las mismas ideas. Las ideas de todos nosotros deben ser las correctas. No digo que éstas son correctas siempre, sino que estas son individualmente correctas. Así que, en las opiniones individual, social y pública tenemos que corregir nuestras ideas y contribuir a las Nuevas ideas, que están llegando al mundo de arriba. Como una planta construye sus formas, así nosotros tenemos también que crear correctamente nuestros pensamientos y sentimientos.

Alguna gente dice: "ahora la vida es muy dura." No, les he dicho muchas veces que también ustedes tienen ahora las más favorables condiciones de Vida. Ustedes están en la situación de los judíos que salieron de Egipto. En el desierto ustedes podrán no tener carne u otras cosas, pero tendrán agua y aire puro y no estará el faraón para darles órdenes. Es mejor para uno estar libre en el desierto, que ser un esclavo y comer carne, tener todos los placeres y al faraón empujándolos con su látigo y ordenándoles: "¡Harán tejas y ladrillos!" Y nosotros decimos: "Qué le vamos a hacer, los haremos." No, ya no vamos a hacer más tejas y ladrillos. Nos espera un largo camino delante de nosotros en el desierto de la vida Divina.

Todos los jóvenes que puedan caminar, tienen que tomar una mochila y avanzar hacia adelante. ¿Sabes qué serás tú entonces? – Cuando conozcas a alguien por su camino, libremente continuarás tu camino. Ahora, si conoces a alguien, te acurrucas, te escondes para que no te robe, para que no meta la mano en tu bolsillo. Dices: "es un apache." Digo: el mundo hoy día está lleno de apaches. Díganme quién no es un apache, ¿quién de ustedes no ha metido su mano en el bolsillo de su padre? ¿Quién no ha tomado del fruto prohibido? En el futuro, cuando vayamos a un jardín frutal, diremos de acuerdo a la ley del Amor: "¿Hermano, puedo tomar de los frutos de tu jardín o tú lo harías por mí?" Y él dirá: "¡Sí, hermano, por favor!" Cuando vaya con un amigo, diré: "¿Puedo hermano, pasar la noche en tu casa?" – "Puedes." Esta tiene ser la Nueva enseñanza. Y, ¿qué dices ahora? – "Señor, hay hoteles, vaya para allá, no disponemos de cuartos libres, hay una crisis de viviendas y etc." Y se acabará la cuestión. Ahora, cuando conoces a alguien, comienzas a preguntarle: "¿Eres búlgaro, crees en Dios, a qué partido perteneces, etc.?" No digo que estas cosas son malas, pero estas no son esenciales. En nosotros debe penetrar ese noble sentimiento de fraternidad y conociendo a una mujer o a un hombre, ver en su cara a nuestro hermano. Si ustedes pudieran educar este sentimiento de fraternidad, colocarían a la humanidad en una nueva etapa. Y entonces no existiría entre nosotros ete malentendido, sino una recta aspiración.

Esta es una Divina enseñanza, que ahora está llegando al mundo. Los niños pequeños la han tomado y en diez años los niños pequeños la predicarán. Después de diez años las orugas saldrán de sus crisálidas y volarán con sus alitas. Dirán: "No, no hacen falta vellones." Esta ley está llegando al mundo. Los hechos se agrupan ahora y las leyes se están estableciendo. Nosotros estamos pasando del mundo material al espiritual, todo va de lo privado a lo social, es decir, no pensar sólo acerca de esa ley de seguros – cada uno se ocupa de dejar una herencia de algunos millones después de morir: de tal cantidad, con un tanto de aquello, hace "beneficencias" para que otros digan, que aquel hombre murió, dejando tanto dinero, era una persona noble. No, en el futuro la gente no morirá, no necesitará monumentos.

Por lo tanto, pongan al Amor como una aspiración en su corazón, como sentimiento en su alma, como fuerza en su mente y como un principio en su espíritu. En esto está la salvación del espíritu humano. En estas tres cosas tenemos que entender al Amor: como una aspiración en el corazón, una irresistible aspiración hacia abajo; como un sentimiento en el alma – hacia arriba; y como una fuerza, que da una expansión a la mente, que tiene en si misma el sensible principio; saber por qué vivimos, por qué hemos venido, de dónde hemos venido y cuál es nuestro propósito en la Tierra.

Equipo de traducción al español:

Zornitza Gáneva - Bulgaria

José de Jesús Saavedra Aceves - México

Todos los participantes en los equipos de traducción trabajan voluntaria y gratuitamente.

Agradeceremos cualquier tipo de ayuda, especialmente en la edición, publicación y distribución de las traducciones.

Copyright (c) 1997 Publishing House "Byalo Bratstvo" All Rights Reserved

 

Home English Russian French Bulgarian Polish Deutsch Slovak Spanish Italian Greek Esperanto

About    Search History    Top 100    Search Help