Home English Russian French Bulgarian Polish Deutsch Slovak Spanish Italian Greek Esperanto
search help
search in titles only
  FontSize-- FontSize++  

 Nueva humanidad

Conferencia por el Maestro Beinsá Dunó,

Dada ante el Consejo en Agosto 19, 1920, en Velico Tarnovo

Hoy, el tópico de mi conferencia será la Nueva humanidad. Abordaré esta cuestión desde un nuevo punto de vista.

Lo nuevo en el mundo es la salida del Sol, y lo viejo, la puesta de Sol. Esta es una ley de la Naturaleza. No sólo yo hago valer esta ley, cada madre y cada padre también. Cuando una doncella y un joven se casan, el primer hijo que nace de ellos es el sol naciente, la esperanza de su futuro. Si pensamos que lo nuevo produce la discordia, que desorganiza la sociedad y a toda la humanidad, esta es una visión distorsionada de los grandes principios que gobiernan a la Naturaleza Viviente. Entonces, si tenemos tales conceptos, ¿para qué nos sirven esos hijos, quienes traen desgracias a sus padres? ¡Cuántos días, cuántas noches las madres han pasado sin descanso y sin dormir debido a este nuevo hijo, quien todavía no sabe hablar, debido a esta nueva idea! La nueva idea está al principio indefinida, pero la madre tiene la habilidad de captar, de escuchar y comprender el idioma de este nuevo ser, de este pequeño niño.

Así también, en una sociedad, en un pueblo, hay personas con almas sensitivas, en quienes la conciencia está desarrollada, el corazón elevado hasta un alto nivel y comprenden esta nueva idea, de la que son hijos, de la que son portadores. Y la gente contemporánea que no comprende a los portadores de esta nueva idea, dicen: "Estos hombres son anarquistas, comunistas, herejes, sectarios, etc." Pero estos nombres carecen de sentido. Si razonamos así, les pregunto: "¿Entonces cuál es la diferencia entre un comunista que vive de acuerdo con su propia comprensión u otro que vive de acuerdo a su vieja comprensión y, entre un tercero que vive de acuerdo a su nueva comprensión? La diferencia es que quien vive de acuerdo a sus nuevas ideas siente en su interior una elevación, una energía, una vida – un crecimiento. Y el otro, que vive de acuerdo a sus viejas ideas se siente viejo, las fuerzas le fallan, está exhausto, tiene miedo del futuro, piensa en su vejez y por consiguiente quiere ser rico y comienza a asegurarse en diferentes bancos, en diferentes compañías de seguros. Yo digo: esto es gente vieja, esto es la muerte, estos son los cementerios de la humanidad. ¡Pero los cementerios no traen nuevas ideas a la humanidad, sólo producen sufrimientos y desgracias en el mundo! Ahí, en los cementerios están enterrados reyes, y sacerdotes, y predicadores, y músicos, y poetas – todos por sus pecados. Si me preguntan porqué la gente muere, responderé: la gente muere por sus viejas ideas.

Entonces, ¿cómo resucitará la humanidad? Yo digo: sean jóvenes, sean portadores de la nueva enseñanza Divina, el emblema de lo que es fraternidad. Una fraternidad, pero ¿en qué consiste la fraternidad? Quien se llame a sí mismo tu hermano debe estar preparado para sacrificar su vida, su bien y su honor – todo por ti. Cuando un gran pueblo comprende las ideas de esta clase de fraternidad, debe estar preparada para sacrificarlo todo por estas ideas. Donde no hay sacrificio, no hay ni fraternidad ni igualdad. Cuando alguien predica la gran idea de que hay Dios pero no sacrifica su vida, su bien y su honor por él, no ha comprendido la gran enseñanza de la Vida. Esta es fraternidad e igualdad, esto es lo que Cristo predicó.

Regresemos atrás, apliquemos la enseñanza de Cristo, porque en ella está la salvación del mundo. ¿Qué enseñó, qué predicó Cristo? él enseñó esta gran idea de la Nueva Humanidad. ¿Cuáles son las características distintivas del hombre de la Nueva Humanidad? Los profetas judíos, hace dos mil años, con perspicacia, dijeron que Dios crearía nuevos corazones, hechos de carne y en ellos Su Espíritu se establecería y todos, grandes y pequeños, llegarían a conocerLo. Por eso no se hablaría si hay o no Dios. Cada uno estaría bajo su higuera sin temor. Entre todos reinarían la paz y el Amor, las armas de guerra serían convertidas en herramientas y arados y no se golpearían. Las guerras serían excluidas.

Cristo estableció dos principios, estos son, la Nueva y la vieja humanidad, en la siguiente proporción: el sabio que había entendido el significado de la Vida, construyó su casa en la roca. Vinieron ríos y vientos, pero no pudieron destruirla. Por "roca" se entienden, los profundos principios de la Naturaleza Viviente. Y el hombre insensato, quien no había entendido el significado de la Vida, construyó su casa en la arena pero vinieron ríos, tempestades, vientos y se la destruyeron. Los ríos, las tormentas son aquellas personas quienes viven sin principios. Ellos provocan las perturbaciones en la vida social; ellos son los que destruyen la casa construida sobre la base de arena. Por tanto, estas dos culturas, la vieja y la nueva, están fundadas en dos principios. La vieja humanidad contemporánea todavía sirve a su egoísmo y esto es por lo que no puede haber fraternidad. La Nueva humanidad sirve al altruismo. El egoísmo está predestinado a ser el sirviente de la humanidad.

Por lo tanto, las nuevas ideas incluyen no sólo el bienestar del individuo o de la sociedad, sino el bienestar de todos los seres conscientes. Bajo ser "consciente" quiero decir todos los seres, porque no existe un ser que no sea sensciente. Si son sordos y alguien les dice algo, no lo escuchan, y se preguntan por qué no entienden a esta persona; ¿dónde está el defecto? El defecto no está en el que habla sino en quien su oído no es sensible para entender lo que se dice. Viene un ciego que no puede comprender al mundo, pero el mundo no es oscuro, sino los sentidos de este hombre no están desarrollados. Por lo tanto la presente sociedad necesita desarrollar estos sentidos. Ahora, esta sociedad evoluciona de acuerdo a una gran ley.

Hoy día la Naturaleza no es lo que era hace un millón de años. Cada 100 millones de años un gran cambio sucede en el interior de la Naturaleza. Si les pregunto desde hace cuántos millones de años existe nuestro sistema solar, me dirán que algunos de los científicos contemporáneos le dan 100 millones de años; otros, 200 millones; otros más, 500 millones, etc. La ciencia oculta dice que a partir de la creación de nuestro sistema solar a la era presente han pasado 250 mil millones de años. Estos datos no pueden probarse ni refutarse. Son sólo afirmaciones. Estas sólo pueden probarse bajo ciertas condiciones, aceptando algunos axiomas y máximas. Pero en general, para que sea comprendida una verdad, algunos datos son necesarios. Las verdades probadas son muy pocas en el mundo. Por ejemplo, supongan que quieren probar una idea muy cercana a ustedes: si el hombre tiene o no alma. Yo digo que la mitad de los intelectuales contemporáneos niega esta idea y la otra mitad la acepta, más ambos no pueden probarla ni refutarla. Cuando le preguntamos a alguien si existe el alma, qué forma tiene, responderá: "Existe el alma pero no sabemos qué forma tiene." Podemos probar sólo cosas que tienen forma, contenido y significado, y las cosas que no tienen forma, ni contenido, ni significado, no podemos probarlas ni refutarlas.

Les hablo de una idea que está cerca de vuestras almas. Esto que digo ha sido heredado por ustedes. Tienen algunos ideales, aspiraciones, añoranzas, pero las manifiestan de diversas maneras. Y cada uno de ustedes tiene sus propias aspiraciones. El joven, por ejemplo, busca a su amante. El viejo dirá: "Estos son disparates. Hace tiempo, yo también me ocupé con semejantes cosas pero ahora no necesito ninguna moza." Pero esto no es así para el joven. Noche tras noche sin dormir, se levanta temprano, camina aquí y allá, buscando a su moza con ojos negros. La madre y el padre se preguntan qué estará pasándole a su hijo. El hijo dice: "Una nueva idea es lo que traerá en mi una nueva vida, eso es lo que estoy buscando." ¿Quién está en la dirección correcta, el viejo o el joven? Yo digo: el joven. Había una vez una zorra que pasó delante de un manzano y en la rama más alta vio colgando una pieza de buen queso. La miró, pasó y dijo que nada valía. ¿Por qué? – Porque estaba lejos, no podía alcanzarle. Pero si hubiera estado abajo, a su alcance, hubiera dicho que no existía mejor queso que este.

Hay indicios acerca de la Nueva humanidad en el Nuevo Testamento, en Revelaciones. Juan el Evangelista, hace dos mil años, vio a la mujer preñada con esta gran idea – la Nueva humanidad y estableció el número de los elegidos, los portadores de esta idea, en 144 000 personas. Su sumáis estos números 1 + 4 + 4 = 9. El número 9 es el resultado de una evolución de la gente que tiene todas las cualidades positivas, nobles. Algunos dirán que estas 144 000 personas están en el Cielo. No, ahora esta gente está aquí, en la Tierra, ellos han venido ya a la Tierra y están encarnados entre la gente inteligente. Algunos de ellos son escritores; otros, poetas, científicos; y todos ellos empujan a la humanidad hacia la nueva idea, hacia lo Divino. Estos son los enemigos de la oscuridad, de los grilletes que encadenan a la humanidad. Esta transformación y este gran cambio que viene ahora, se debe a ellos; ellos podrán transformar radicalmente este mundo. No tomen esto como un mal presagio. Cuando una persona bebe mucha agua y se ahoga, los búlgaros tienen la costumbre de voltearle colocando su cabeza hacia abajo de modo que vomite el agua tragada. Así mismo, la gente de la cultura contemporánea también ha tragado mucha agua sucia por eso deben ser volteados cabeza abajo para que esta agua pueda fluir hacia fuera. Después de que todo lo sucio fluya hacia fuera, de nuevo serán volteados cabeza arriba y la Nueva vida comenzará.

Algunos de ustedes pueden decir: "Qué importa esta Nueva humanidad, viendo los presentes sufrimientos." Pero debemos saber que los sufrimientos son necesarios para el desarrollo del hombre. Apenas ahora, en esta era, hemos comenzado a sufrir y hemos llegado a ser más sensitivos. Es verdad que la gente contemporánea sufre más, pero estos sufrimientos son nobles y ellos son los que transformarán a la sociedad. ¿No pasa cada madre embarazada a través de ciertos sufrimientos, de cierta experiencia dolorosa? Ella sufre mientras que el bebé se está formando en su matriz, pero cuando este ha nacido, ella se libera de todos los sufrimientos. Por lo tanto, el sufrimiento muestra que estamos preñados por una gran idea Divina y cuando el niño haya nacido y estemos preparados como una madre para sobrepasar todos los sufrimientos, en nosotros cesará el dolor y llegará la Alegría.

A menudo nosotros mismos nos causamos los sufrimientos. Por ejemplo les contaré una anécdota de la vida búlgara. A un campesino les gustaban mucho los huevos y buscaba frecuentemente el momento oportuno para comerlos, pero era muy difícil porque su mujer era muy avara. Ella era enorme, robusta y cuando su marido se atrevía, sin que ella supiera, a comer uno o dos huevos, ella le pegaba bien. Un día ella se desmayó y murió. El campesino se dijo a si mismo: "Gloria a Dios, ahora ya puedo comer huevos libremente, no hay quién me pegue." Tomó siete huevos y los enterró en su hogar. En ese momento llegaron alguna campesinas, vecinas, para compartir su dolor. El, oyendo pasos, se sobresaltó de repente y al olvidar que su mujer había muerto, para que no le fuera a pegar, sacó rápidamente los huevos y los puso en su seno. Las campesinas le dijeron:

- Un gran fuego arde en tu casa.

- Sí, es grande pero el que arde en mi pecho es mayor – respondió él.

La gente contemporánea dice "tenemos grandes sufrimientos". Digo de nuevo: los huevos asados en su seno son la razón de estos sufrimientos. Saquen los huevos de su pecho y los sufrimientos terminarán. En la ciencia contemporánea esto lo denominan idee fixe. ¿Saben qué significa idee fixe? Les daré un ejemplo de un hombre que sufría de idee fixe. Un señor puso el índice de su mano derecha en medio del círculo que formó con la unión del índice con el dedo pulgar de su mano izquierda, y así, durante uno o dos años trató de cogerlo. El sufría por su fracaso y por eso fue con un médico que enseguida se acordó cómo curarlo. El médico puso su índice en la mano izquierda del paciente, quien inmediatamente lo agarró alegrándose porque logró coger el dedo. Con esto él se curó y se liberó del pensamiento que durante tanto tiempo le molestaba. De la misma manera, también la gente contemporánea, que tienen idee fixe, desean coger su dedo, pero no pueden. Pues el dedo fue creado para otro trabajo, no para ser agarrado. Si quieren pueden cogerlo de otra manera pero no así.

En el presente, a la Tierra está llegando una Nueva era, el ocultismo contemporáneo dice que una nueva ola viene del Sol. Si me expreso en términos nuevos, no los entenderían y mi conferencia sería abstracta. Esta ola que viene ahora toca los cerebros humanos y algunas gentes bajo su influjo se vuelven excéntricas. Excéntrico es, el hombre que está muy callado, o si habla, habla mucho, y su habla es incoherente. Estos son extremos que existen entre la gente, pero un correcto desarrollo tiene su norma. Algunos dicen que el habla debe ser siempre lógica. Según mi concepción, en el mundo deben existir tres tipos de lógica: a la primera le llamo lógica puramente materialista, la segunda – la lógica de la vida consciente, y la tercera – la lógica Divina. En la lógica Divina absolutamente ninguna mentira está permitida y por consiguiente, para que el hombre pueda trabajar con las otras dos lógicas, debe tener un alma noble y elevada, es decir, debe estar preparado para sacrificarse a sí mismo por sus hermanos, no vivir sólo para si mismo.

Otra cosa que es necesario definir, probar: ¿dónde está la Verdad? Para que se pruebe la Verdad es necesario tiempo y experiencia. Todos los eruditos contemporáneos nos presentan diferentes teorías, investigaciones en la medicina, en la técnica, física, química o en otra esfera, se necesita tiempo para aplicar las teorías en la práctica. Una teoría puede ser exacta en sus cálculos matemáticos, pero si se aplica y no da el resultado, esta no es aceptable. Por ejemplo, un inglés, durante 25 años se ocupó de una cuestión, analizaba la construcción de un máquina voladora. Con este fin hizo exactamente todos los estudios y sintiéndose seguro de sus cálculos, hizo un anuncio a los periódicos. Pero, omitió una cosa – no probó todo esto en la práctica. Cuando empezó a poner en práctica esta máquina voladora, según los datos y cálculos que presentó, esta no funcionó: la hélice giró, pero la máquina no voló. Le silbaron al investigador y con esto terminó su trabajo. Pero la gente nueva que vinieron después de él, empezaron a estudiar la Naturaleza Viviente, a estudiar la construcción en el organismo de las aves, de sus alas, sus colas. La gente aprendió los métodos de volar y tomándolos como base construyeron la máquina voladora. ¡Qué grande fue la alegría de la humanidad contemporánea cuando se descubrió la manera cómo volar en el aire! Pero estas máquinas voladoras – globos, aeroplanos, zeppelines – no se usaban para el bien de la humanidad, sino que ustedes han visto lo que se ha hecho con ellas durante las últimas guerras y lo peligroso que son estas máquinas.

Hoy día la gente me dice: "Descubra usted uno de los grandes misterios." Digo: uno de los grandes misterios es que el hombre sepa curarse; cuando esté enfermo, que vuele. Cuando la gente está neurasténica se puede curar de esta manera. Una mujer está enferma; que trate de volar en el aire en media hora y volverá sana. Mañana, su marido es el enfermo; que lo suba y ella con él, en el globo, que les dejen volar en el aire y él también volverá sano. La curación de esta manera es fácil porque el aire en las esferas superiores es más puro. Acá, donde vivimos, nos encontramos en un medio ambiente aéreo, en el que hay mucho bióxido de carbono. Y si estamos nerviosos hoy día, se debe a la gran cantidad de bióxido de carbono en el aire, el cual inspiramos y espiramos y que casi envenena nuestro organismo. ¿Saben qué sentirían al entrar en una ciudad? ¡Si en ustedes estuviera desarrollada la intuición u otro sentido psicométrico, con el que algunos están dotados, y observaran alguna ciudad, sentirían repugnancia por la atmósfera y no desearían vivir más allí debido al hedor! Nuestras ciudades y casas son para la humanidad contemporánea, que tiene semejante olfato. Por eso la vida se hace más insoportable. Pero estas nuevas ideas, Divinas, que ahora llegan, traen la vida Nueva al mundo. La muerte que existe, las desgracias, los sufrimientos, el volverse locos, se deben a causas psíquicas absolutamente diferentes de las que dicen.

La vida de hoy día debe ser transformada en sus formas y el orden contemporáneo debe cambiarse también. Y está en lo justo la gente con ideas nuevas que exigen este cambio. Esta transformación en la Naturaleza puede producirse sucesivamente, pero se realizará en la vida también – sucesivamente o de repente. Por este motivo los turcos dicen: "Allahán zoru da var", es decir, cuando a un hombre cabezudo Dios le dice una o dos veces qué debe hacer, y él no lo hace, se le aplicará la ley de la necesidad.

Y en consecuencia, la idea fundamental de la Nueva enseñanza es la fraternidad. La fraternidad debe aplicarse al interior de los hogares. Las madres y los padres deben entender esta ley fundamental de la fraternidad para que puedan crear nuevas condiciones para el crío y para la educación de los hijos. Algún joven es impetuoso, causa daños; ¿cómo le tratan de acuerdo a la vieja educación? – Le castigan y le apresan. Pero en la prisión pierde su salud y el estado debe hacerse cargo de él. Este joven pudo llegar a ser un buen ciudadano. En él hay una explosión de energía que debe ser sabiamente canalizada hacia el trabajo. Dicen acerca de él: "Sí, pero es un pecador, un criminal." La sociedad ha creado condiciones con las que no puede arreglárselas.

Y en lugar de estudiar al Dios Viviente, la Naturaleza Viviente y de actuar de acuerdo con ella, nos oponemos, pensando que existen muchas leyes en el mundo. No, la Naturaleza Viviente tiene sólo una ley que aplica a todos, ricos y pobres. El pobre dice: "El rico tiene para comer, para beber, vive en la opulencia y para mi no hay nada." Pero no sabe si los sufrimientos de este hombre rico le han sido guardados para luego de transcurridos cuarenta – cincuenta años. ¿No toma la Naturaleza de igual manera la obesidad del rico y del pobre? ¿Qué quiere decir la Naturaleza con tomar la obesidad de la gente? La Naturaleza quiere dicirles: "No han aprendido la ley de la fraternidad." Cuando lean el primer capítulo del Génesis, verán que Dios le dice a Adán y Eva: "Comeréis de todos los frutos excepto de uno. Y el día que comieréis de este fruto prohibido, moriréis." El fruto prohibido es el egoísmo contemporáneo. Una persona que quiere que trabajen para él, que vive a costa de los demás, una persona que desea comer por cuenta de las viudas y de los pobres huérfanos, una persona que quiere pelear contra muchas naciones – come del fruto prohibido.

Por consiguiente, todos debemos ser seguidores en esta Gran Enseñanza. ¿Enseñó Cristo alguna vez a hacer la guerra, a pelear o, a orar para que Dios ayudara a uno de las bandos combatientes? Hace unos mil o dos mil años esto tendría algún significado, pero ahora ha pasado su tiempo. ¿Dónde está esa ortodoxia que ostentan, dónde está el verdadero cristianismo? Les hablo a quienes se llaman a sí mismos verdaderos cristianos. Deben actuar de acuerdo a ley de Cristo. Los que no son cristianos, deben actuar de acuerdo a sus creencias y leyes. Alguien dice: "No soy cristiano." ¿Cuáles son tus leyes y creencias, de acuerdo a las cuales vives? – "Soy un librepensador." – Actúa de acuerdo a tu libre pensamiento. Debemos conceder el derecho a cualquier persona, porque hay en él algo bueno, algo noble en cada alma. Denle la oportunidad a cada hombre y él podrá elevarse. Si vive bajo condiciones no favorables, caerá.

He dado anteriormente el ejemplo de un pintor italiano y lo daré de nuevo. Un célebre pintor italiano quería pintar la imagen de Cristo y caminó alrededor de la ciudad mirando atentamente todos los rostros, esperando encontrar al más conveniente. De veras, encontró un joven de aproximadamente veinte años y pintó la imagen a Cristo sobre él. El trabajo fue exitoso. Diez años después, el mismo pintor decidió pintar la imagen de Judas y buscó un rostro conveniente. Encontró a un hombre joven que le dijo: "¡Señor, esto es extraño; hace diez años posé para usted para la imagen de Cristo, ahora quiere que pose para pintar a Judas!" Dentro de estos diez años la vida de pecador que llevó había cambiado tanto el rostro del joven que se parecía en su aspecto externo a Judas.

Piensan que si una moza recorre el camino del pecado y llega a un burdel, ¿no estamparía su rostro este tipo de vida? Una mujer disoluta similar, me dijo un día que mientras tuvo dinero su marido vivió con ella, más luego que él bebió todo su dinero, la dejó a su suerte y ella se fue por malos caminos. Ella dijo: "Quiero ir a la iglesia, pero no me admiten ahí." Esta mujer tiene el anhelo de vivir una vida pura y cuando las condiciones cambien, ella se levantará. Y de aquellas mujeres libres que quieren servir a sus deseos, la gente dice: "De estas mujeres también necesita el mundo." Digo: no, debemos sacar de los burdeles a estas nuestras hermanas; no deben ser violadas sino colocadas en el camino correcto y mostrarles cómo vivir.

Ahora están llegando los portadores de las nuevas ideas, de los sentimientos altruistas, de las ideas de la Divina Enseñanza, y son la gente que intercederán por todos los injustamente tratados y caídos. Esta gente no es casual, tienen signos en sus rostros, en sus ojos, en sus manos. Ustedes les reconocerán. Aquí están sus signos: si esta persona, portador de la Nueva Enseñanza, es doctor, cuando visita tu casa te traerá todas las medicinas y no tomará de ti ningún dinero sino que te dirá: "Yo sirvo gratuitamente." Si es un sacerdote, cuando le pidas que bautice, que celebre la misa de cuerpo presente, no aceptará ningún dinero, sino que dirá: "Sirvo a la Nueva Enseñanza." Si es un comerciante, como persona de la Nueva Enseñanza, hará negocios honestamente. Si es un maestro, trabajará gratuitamente. Objetarán: "Si todos trabajan gratuitamente el mundo se irá a la bancarrota." Sí, el mundo presente cambiará, pero nuevas creencias vendrán. Algunos preguntarán: "¿Cómo es posible trabajar gratuitamente, cómo se va a vivir sin dinero?" Pregunto: ¿Cuántos miles de levas se le pagan la madre y al padre por criar, alimentar y educar a cuatro o cinco hijos? ¿Existe una ley que decrete que la madre y el padre deben levantarse cinco o seis veces por la noche para cuidar a sus niños pequeños? No existe semejante ley ni tal constitución y a pesar de esto, semejante trabajo se regala tranquila y naturalmente más que todos otros trabajos que estén sujetos a las leyes promulgadas por el estado. Por consecuencia, la madre y el padre nos muestran la primera ley que debemos obedecer. Les digo: si como padres e hijos viven en casa, si viven como hermanos y hermanas, están en el camino correcto.

Desde el punto de vista de la Nueva humanidad ninguna gran catástrofe nos espera. Es verdad, una gran colisión/catástrofe está por llegar al mundo, pero es para todas las construcciones que no tengan cimientos sólidos, para todos esos árboles podridos que no tengan raíces sanas. Una Gran idea está llegando, la cual les derribará, pero esta es una ley, aire fresco que limpiará todo lo podrido y sólo lo sano permanecerá en el mundo.

Cuando el sufrimiento llegue a su camino, no pregunten cúal es la causa. Les digo: "El Sol es la razón de todos los infortunios en la Tierra, de nuestros sufrimientos y nuestras alegrías. El Sol produce las inundaciones, las epidemias y todas las enfermedades en el mundo, provoca los terremotos, en general es la razón de cualquier cosa que se hace en toda la Naturaleza. Pero el Sol dice: "Si eres sabio, usarás sabiamente mi energía, derramaré en ti toda bendición; si no eres sabio, te causaré los más grandes sufrimientos." El Sol puede cambiar su energía, pero siempre brillará y la Tierra siempre girará. Les diré lo siguiente: en la elevada mecánica de la ciencia oculta hay la afirmación de que en el movimiento de una rueda, en uno de cada 100 millones de giros existe una excepción. Nuestra Tierra también es como tal rueda. Y si ella gira alrededor del Sol 100 millones de veces, una excepción tendrá lugar también en su movimiento, desastrosa o por una línea ascendente – benéfica. Semejantes excepciones han sucedido muy a menudo, tal excepción está llegando ahora. Nuestra Tierra ha hecho muchos giros y está muy cerca de la excepción. No fijaré la fecha cuando esta excepción vaya a tener lugar. Ahora, pueden no creer, pero cuando el día llegue, lo aprobarán.

Podemos aplicar al Sol también está ley oculta. Cuando haga 100 millones de giros, una excepción ocurrirá. Los científicos contemporáneos dicen que el Sol necesita veinte millones de años para dar una vuelta. ¿Saben lo que sucederá al mundo cuando el Sol haga semejante excepción? Si esta excepción cae en línea descendente, todo el sistema solar será extinguido, nuestro Sol se oscurecerá y con esto cesará toda la vida. Si esta excepción cae en línea ascendente, la energía solar se incrementará diez veces y entonces la gente en la Tierra deberá tener cuidado.

Por consecuencia, está a la mano una coincidencia aproximada: Sol y tierra habrán hecho sus 100 millones de giros y estas dos excepciones están por llegar. Esta es una declaración que puedo demostrar matemáticamente con hechos y datos pero no en este grupo. Se necesita tiempo para demostrar las fórmulas y los hechos que la ciencia oculta utiliza. Con esto no intento infundir miedo, pero digo que hay excepciones y cada hombre debe estar en su puesto preparado para enfrentarle. Cristo dijo: "Bendito sea el sirviente que se mantiene despierto y vigilando de modo que cuando su Señor viene no le encuentre dormido." Si piensan que en comer y beber, la vida fluirá pacifica y silenciosamente, están decepcionándose.

Los hombres científicos contemporáneos declaran que el hombre no ha vivido en la Tierra por más de ocho mil años, pero aquí la ciencia oculta también varia. Aprueba que el hombre ha vivido mucho más de lo que los científicos contemporáneos insisten. Que el hombre ha vivido por más de ocho mil años de esto hablan los cráneos dejados desde aquellos tiempos. Pero que ha vivido aún mucho más – tales datos no pueden hacerse públicos. Incluso si tales datos fueran hechos públicos, la conexión entre ellos es tan fina que puede decirse que no hay conexión. Y cuando en una de mis conferencias dije que el pulgar define el desarrollo de la voluntad humana algunos dijeron que esto es ilógico. Pero realmente, el pulgar es el resultado de la voluntad humana. En antiguos tiempos, cuando deseaban castigar a algún testarudo, hacerle parar sus delitos, le cortaban sus dos pulgares. Pregunto entonces: ¿Por qué el pulgar de ciertas personas es más largo que el de otras? – ¿Por qué algunos tienen pulgares mejor formados que otros? Todo esto tiene un significado, señala el desarrollo de la voluntad y la razón en el hombre. Si uno observa el pulgar de un hombre verá cómo marcha el desarrollo de su alma. Si su desarrollo es correcto, el pulgar está correcto, no existen curvaturas. Si existen curvaturas, existen algunas deformidades en este organismo. Si tu nariz, tus ojos y boca están curvados, esto es significativo. El doctor dice: "Aquí existe una anormalidad, una apoplejía." Yo digo: "Aquí hay una desarmonía entre los órganos del cuerpo, entre la conexión de las fuerzas, entre los pensamientos y sentimientos que actúan en el hombre.

Si yo desarrollo esta Nueva ciencia sólo teóricamente y no incluyo la aplicación práctica, no tiene sentido. Cada realidad debe tener alguna forma. Hablo de realidades que son cantidades determinadas, de igual modo que un matemático trata con fórmulas, un químico – con moléculas y átomos, un físico – con fuerzas, con cosas definidas, no abstractas.

Ahora decimos que el hombre tiene alma. ¿El alma es una unidad determinada, dónde vive? ¿En el cerebro, en el corazón, en los pulmones o en el estómago, dónde se encuentra en general? La ciencia contemporánea no puede decir nada acerca del alma.

Ahora permitánme regresar en dirección de mi pensamiento. La Nueva Humanidad primero debe comenzar con la anatomía humana. Por eso quiero que todos se interesen por la anatomía. Cuando comienzan a construir una casa, primero establecen las vigas, preparan el andamiaje de la casa y luego construyen. El andamiaje – es la anatomía. Algunos dicen: "¡No necesitamos anatomía!" No, no pueden avanzar sin ella. No existe un niño, ni una madre o padre que no hayan aprendido anatomía. Cuando cosen una prenda, comienzan de nuevo con la anatomía. El patrón es un signo anatómico y de acuerdo a este cortan. Por consecuencia, la gente contemporánea estudia la Vida anatómicamente, siempre están cortando. ¿Qué cosa es una incisión? En la Nueva Humanidad estudiarán no sólo anatomía sino fisiología. ¿Cómo aprenden fisiología cuando construyen sus casas? Colocan ventanas, chimeneas para que se produzca una mayor corriente en ella, que le entre más aire. ¿Cuál es el tema del que se ocupa la fisiología? De las funciones de los diversos órganos, de las funciones del corazón – de la circulación de la sangre. Para obtener condiciones favorables en nuestra vida, la fisiología es necesaria en cada hogar. Ustedes, que ahora construyen sus casas: ¿tienen grandes ventanas? Les recomiendo sólo esto: hagan puertas más grandes, abran chimeneas más grandes. Me gustan las chimeneas grandes y estoy en contra de esas estufas que usa ahora la gente. Dicen: "Mi abuelo y mi abuela fueron una vez personas muy sanas." Sí, pero tus abuelos tenían chimeneas grandes en su casa, la ventilación era buena, pero tú te deslizas hacia atrás, vives en el bióxido de carbono y, por supuesto, no estás sano. Una buena ventilación es necesaria. ¿Qué hacen los búlgaros? Clausuran sus ventanas con papel de modo que no entre aire, para no contraer un resfrío. Es mejor contraer un resfriado que respirar bióxido de carbono.

Los hombres de la Nueva Humanidad están viviendo, se incrementarán para llevar por el mundo las nuevas ideas. Todos vosotros pueden llegar a ser miembros de la Nueva Humanidad. ¿A quiénes de ustedes no les gusta la fraternidad y la igualdad? ¿Hay algún padre que no quiera que su hijo llegue a ser educado, y no permanezca ignorante? La Nueva Humanidad requiere que cada hombre responda a lo siguiente: que sea honesto, es decir que domine su egoísmo, que sea justo, sabio y bondadoso. Y no sólo superficialmente que responda a estas cuatro cualidades, sino que tenga estas cualidades absolutamente; que sea tan honesto que nunca sacrifique los intereses de nadie más, por su propio bien, sino que siempre sus intereses sean para el bienestar de sus prójimos. Dirán: "Si aplicamos esto, sobre nosotros llegarán sufrimientos, desgracias. ¿Pues, aplicando las ideas de estos presentes días dónde está la felicidad? ¿No hay treinta millones de muertos, no están llenas las prisiones? Y hoy día, la gente está muriendo porque sirven a esta vieja cultura, la cual dice que el hombre es el lobo del hombre. Pero Cristo dijo: "Todos vosotros sois hermanos." ¿Creé yo esta enseñanza? Les digo: si no desean obedecer la enseñanza de Cristo, obedezcan la de Moisés; si no desean obedecer a Moisés, entonces obedezcan las leyes de su país; de cualquier manera, actúen como un hombre honesto y justo, no rompan su palabra. Pero ustedes obedecen ya a Moisés ya a Cristo – mezclan estas leyes. Algunos me preguntan: "¿Siempre dices la verdad? – Sí, he pensado cada palabra que he dicho. Yo hablo honestamente, justamente, hablo en mi beneficio porque no quiero manchar mi honor; no quiero deshonrar a mis hermanos, no quiero deshonrar al Nombre de Dios. Quiero, cuando los vuelva a encontrar algún día, saber que siempre he sido justo en mi alma y mente, y que ustedes también andan por este Camino. Sólo así, a través de esta Enseñanza, pueden mejorarse las madres y los padres, ¡cualquier otra enseñanza trae sufrimientos, sufrimientos, sufrimientos!

Esta fraternidad tiene su práctica. En la ciencia oculta hay formas y leyes determinadas. Las leyes de la Fraternidad Blanca, de estas 144 000 almas luminosas no han cambiado ni una 100 millonésima parte durante estos 100 millones de años. Por eso digo que las leyes de la Naturaleza son sabias e inalterables. Cada pensamiento puede dar resultado miles de años después. Si siembras un mal pensamiento, este puede causarte la muerte. Si les explico la Vida con sus incidentes cotidianos, puedo considerarla desde el punto de vista de los hindúes, desde el punto de vista de los ocultistas y también desde el punto de vista cristiano. La verdad permanecerá una y la misma. Por ejemplo, encuéntras a un hombre y te asesina, en este caso, nosotros, los cristianos contemporáneos, decimos: "Dios lo escribió así." Les digo: Dios nunca dijo, nunca escribió que matara a alguien, pero yo hice esto y Dios sólo lo permitió. La ley hindú lo explica de esta manera: lo mataste antes algunas reencarnaciones anteriores y por consecuencia, hoy, en esta vida, el mismo a quien mataste, te matará a ti. Pues, pueden aceptar una u otra explicación. Dirán: "Esta es una enseñanza herética, ¿puede renacer un hombre?" Puede y no. Tan correcto es uno como lo otro.

La creencia en esto es de importancia secundaria. El alma tiene la fuerza para crear todas sus formas: de ella depende venir y vivir en la Tierra tantas veces como lo desee. Si ella quiere venir a la Tierra, Dios firmará. Esa alma que desea reencarnar, reencarnará. Por consecuencia, a este respecto, ambos, los hindúes y los cristianos están en lo correcto. Por "alma" quiero decir el alma consciente, Divina, que puede retornar aquí cuantas veces lo desee. Además existe otra ley en el mundo la cual explica las cosas de otra manera, de modo que estas resultan claras y una moral común se origina. Por ejemplo, alguien comete un crimen – robó a alguien y dice: "¿En la oscuridad quién vio que robé algo?" Sí, pero después de robar, mira a su alrededor, se atemoriza. ¿Por qué? – La conciencia lo fastidia, le perseguirá. ¿Qué es la conciencia? Estas 144 000 personas, miembros de la Blanca Hermandad, dicen: "Señor, observamos el crimen que has cometido y de acuerdo a nuestra ley, que jamás cambia, te sentenciamos y sufrirás las consecuencias de tus actos." Entonces este caballero para aliviar su conciencia, se aisla del mundo, pasa diez o veinte días ayunando y luego de esto va con un sacerdote para que éste lea algo sobre su cabeza, con el fin de calmarle. El sacerdote debe actuar de acuerdo a la ley de la Nueva enseñanza, y dirá: "Hermano, te confesarás ante Dios. Queriendo redimir tu crimen con un ayuno de diez o quince días, no estás bien a los ojos de Dios."

Les dire cómo deben confesarse ante Dios. Por ejemplo, has quemado la casa de tu prójimo; corregirás tu error yendo con la víctima: le pedirás perdón, le comprarás una casa nueva y muebles nuevos y le cubrirás sus deudas. Si no actúas así, no hay ningún perdón. Dios dice: "Si has violado a una mujer, en tu segunda reencarnación la tomarás por esposa o será tu hijo, la cuidarás y así pagarás tus pecados." Pero los mozos de hoy día dicen a si mismos: "¿Qué hay con esto de que he violado a una moza?"

En Estados Unidos un mozo joven, hijo de un comerciante rico, violó a una moza, la abandono después, se hizo prostituta y luego murió. El mozo estudio teología y se hizo un célebre predicador. Todos le consideraban un hombre piadoso y bueno. Se casó, tuvo un hijo, que a la edad de 16 años se convirtió en un holgazán. La gente se asombraba que de éste, tan piadoso padre, hubiera salido un hijo tan malo. Digo: este hijo, es su pensamiento perverso. Por la tarde el padre iba a buscarle para que regresara a su casa, pero hasta después de decenas de años logró corregirle. Así, él pagó su deuda. Este hijo suyo es la amante que violó. Dios dirá al padre: "Aquí está tu amante, págale tus deudas." Tu hijo dirá: "Ahora reconozco que eres noble porque sabes amar, pero tu amor pasado no fue como debía haber sido." Por eso tenemos que apreciar el amor maternal que da todo.

Recomiendo a las mozas y los mozos contemporáneos, habiéndose dado palabra entre sí mismos, que la guarden, que estén listos a morir por esta palabra dada y que digan: "Yo te amo, por ti sacrifico el honor, la vida y toda mi riqueza, pero nunca te rechazaré." ¡Esto lo entiendo como hombre de carácter! ¿Y qué pasa ahora? – Hoy se casan, mañana no se aman, quieren divorciarse, van a la sede del registro civil – que esta resuelva el problema. Digo: los sacerdotes no tienen derecho de divorciar a nadie, no tienen derecho tampoco de casar. Si alguien viene a mi para casarle, yo no tengo derecho de hacerlo, pero sólo le preguntaré al mozo si está listo a sacrificar su propiedad, su honor y su vida en nombre de su amada. Preguntaré también a la moza si está lista a sacrificar su propiedad, su honor y su vida en nombre de su amado. Si ambos me contestan que están listos, sólo entonces puedo casarlos, de otro modo no les caso y no tengo derecho de casar. Así debe ser, para que se corrija esta sociedad y este pueblo.

Y así, Cristo debe penetrar en el mundo. Esto es lo que trae la fraternidad, lo que Cristo predica. Y aquellos Brillantes hermanos están bajando ahora. Utilizarán estas dos excepciones – la excepción del Sol y de la Tierra. Un nuevo milagro será realizado como está escrito en la Biblia que viene un Nuevo cielo y una Nueva Tierra – una Nueva Humanidad. Yo digo: pongamos fin a la vieja humanidad, que Dios la perdone. En el futuro viviremos bajo las leyes de la Nueva Tierra, de la Nueva humanidad. Esto es lo que la Fraternidad proclama.

Yo no predico algún Dios muerto, sino al Dios viviente. Si me preguntan: "¿Dónde está Dios?", responderé: no está en el cielo que observan. Algunos dicen: "Muéstranos dónde está Dios." Dios no necesita ser demostrado. La hormiga con su conciencia inferior no dispone de órganos con los cuales sepa que la gente existe. Cuando toman una hormiga entre vuestros dos dedos o cuando sube hasta la cabeza de un hombre, dice: "En qué elevada colina he trepado." Echa un vistazo al mundo desde esta altura y cuando regresa con sus camaradas, les dice: "Hoy he subido a una montaña muy alta." Así, Dios también nos toma con sus dos dedos, pero preguntamos: "¿Existe un Dios?" Sí, él es estos dos dedos y nos dice: "A mi cabeza no puedes subir."

Si no miran al Dios viviente en las caras de sus hermanos, no comprenden esta Enseñanza. Si yo no veo a Dios en su cara, mi enseñanza es mentira. Si no les amo y no estoy preparado para sacrificarme a mi mismo por ustedes, predico una enseñanza falsa. Y deben sacrificarse ustedes mismos. ¡Debe haber fraternidad en este mundo! Deben aceptar esta Enseñanza. Se está predicando a toda la buena gente, a todas las madres y padres, a todos los hermanos y hermanas. ¡Este mundo necesita auto-sacrificio, basta de mentiras! Algunos dicen: "¿Cuánto me pagarán si sirvo?" No hay necesidad de paga. Hablo por quienes se consideran cristianos, no hablo por los demás. Por esto Cristo dice: "A quienes no son cristianos, dejadles marchar, de modo que se conozca quiénes son, a favor de quién están y en contra de quién."

La gente mundana dice para alguien: "Estos son cristianos devotos." ¿En qué consiste su devoción? – "Van regularmente a la iglesia." – No, no, la iglesia, esto somos nosotros; estos cuerpos vivos, estos son las iglesias. ¿Si no podemos vivir una vida pura y honesta, qué pasará con nuestras iglesias? ¿Qué pasó en Rusia? Rusia no oyó la voz de Tolstoy, que fue la voz de Dios Viviente. Y el clero llevó al bolchevismo. El bolchevismo, este es el azote de Dios en la mano de Cristo. Y hoy él nos pregunta: "¿En tantos años creen esto?" Cristo es el que actúa en Rusia y no la sotana. Cuando un cirujano toma su cuchillo para hacer una operación, él sabe cómo usarlo para cortar sólo la parte enferma y cómo ayudar a la parte sana. Cualquier cirujano que no es experimentado, no sabrá hacer la operación, independientemente de que pase a los ojos el mundo por experto en este campo. Los búlgaros también tienen que agradecer a los bolcheviques. Pero este asunto no entra en mi tema.

¿Qué han hecho los americanos? Nos han enviado durante muchos años a misioneros para predicar la enseñanza de Cristo, pero en tiempo de guerra vendieron a los búlgaros 10 millones de kilos de harina, a dos levas de oro por kilo. ¿Hoy día cuánto vale un lev de oro? – Diez levas. Por consecuencia un kilo de harina costaba veinte levas. ¿Pues, piensan los americanos que actúan según la enseñanza de Cristo? Ellos han perdido la oportunidad de dar un buen ejemplo. ¡No, esto no es cristianismo! ¡Así habla Cristo, así hablan los hermanos Luminosos!

Si los búlgaros piensan seguir por este camino, que ya recorren, no les espera nada bueno. ¡Esta cultura no los ayudará! En el mundo todo debe transformarse. Ninguna nación debe violar a otra nación, ninguna sociedad debe violar a otra sociedad y ningún hombre debe violar a otro hombre, sino que todos deben vivir según esta gran ley del Amor. Si aceptan esta Enseñanza, todo se transformará y serán bendecidos como nación. Y esta ley vendrá. Si ustedes no la reciben otros la recibirán.

Les daré un ejemplo: en tiempos antiguos, en el así llamado Siglo de Oro, había dos reinos: el reino de los espertitas y el reino de los menezitas. El rey de los espertitas tuvo un hijo y de acuerdo a la costumbre de aquél tiempo, llamó a los sabios para que averiguaran el futuro destino del hijo. Uno de aquellos grandes sabios hizo sus cálculos y dijo al rey: "A la edad de veinte tu hijo pasará por una gran crisis, por esta razón debes mandarlo a otro reino para que aprenda las grandes leyes de la Naturaleza Viviente." El padre creyó las indicaciones del sabio y dijo a su hijo: "Hijo, de ahora en adelante debes ganarte la vida con el sudor de tu frente." Y lo envió para que fuera pastor en el reino de los menezitas. Allí, el joven vivió por diez años, estudió las leyes de la Naturaleza. Durante el onceavo año de su estancia, un día, la hija del rey de los menezitas vino a pasear a este lugar montando un caballo blanco. Estaba acompañada por sus guardaespaldas, pero tentada por las bellas flores campestres y la naturaleza bella, bajó del caballo y se alejó un poco de ellos. En este momento salió una cobra de entre las piedras y mordió la mano derecha de la hija del rey. El pastor, el príncipe, viendo esto y conociendo las leyes, corrió hasta la hija del rey, puso su boca sobre su mano y succionó el veneno. Sus guardaespaldas, observando desde lejos pensaron que el mozo agraviaba a la hija del rey, por eso armaron contra él su arco envenenado y lo hirieron en su mano izquierda. Cuando la hija del rey vio esto se acercó hasta él, rompió rápidamente la manga de su vestido, puso su boca sobre su herida y succionó el veneno. Pregunto ahora: ¿Quién salvó a quién? El joven salvó a la doncella del veneno de la serpiente, pero la doncella lo salvó a él del veneno de la flecha de los hombres. El joven le dijo a la doncella: "Tu sufres por el veneno de la serpiente y yo por el veneno de los humanos."

Ahora, las mujeres sufren por el veneno de la serpiente. ¿Saben qué es la serpiente? Es su extremo egoísmo. Las mujeres y los hombres deben salvarse de este veneno. La mujer debe succionar el veneno del egoísmo del hombre y el hombre debe succionar el veneno del corazón distorsionado de la mujer. Sólo de esta manera las mujeres y los hombres podrán unir sus manos, sabrán que viven juntos y podrán comprenderse. Y todos los cristianos contemporáneos deben unir sus manos. Cuando llegó a Tarnovo, ¿cómo me recibieron? No, amigos, yo vengo para succionar vuestro veneno. Si ustedes succionan el mío, esto es otra cuestión, el tiempo mostrará esto. Si succionan mi veneno, les diré "ustedes son mis hermanos." Esta es la revelación de la ley del Amor que está trabajando en el mundo. Cualquiera que succione el veneno de su hermano, le darán un beso, pero al que no hace esto, le echan fuera.

¡Jóvenes, en ustedes está el futuro! ¡Hombres y mujeres, vivan según la ley del Amor! No vivan por el camino de los envejecidos en el pecado, rechacen los muchos amantes que tenéis. Un amante y una amante son suficientes: una moza pero guapa; un joven pero excelente. Ellos son suficientes; no son necesarios ni dos hombres ni dos mujeres. Entonces, que haya libertad interna en ustedes y que no se relacionen con la esclavitud. Piensen de esta manera y apliquen esta ley en todas partes – en la vida social, política y religiosa para adquirir la enseñanza de Cristo. Sólo de este modo la nación búlgara puede elevarse. ¡Solo siguiendo esta moral!

Yendo ahora por Tarnovo, observo a la gente, encuentro sacerdotes, jueces, profesores, agentes de policía, sirvientes y me digo a mi mismo: hermanos, así como viven, no andan por el camino correcto, esta no es la Enseñanza de Cristo, esto no es hermandad. Yo encuentro muchos sacerdotes, predicadores, profesores, agentes de policía y otra gente noble pero encuentro y no nobles entre ellos. Esto no es un reproche sino sólo constato un hecho. Y digo que debemos levantarnos hasta esta altura, hasta esta moral pura que la Hermandad Luminosa señala. ¡Que no mintamos! Las madres y los padres no deben mentir. Lo que dice la madre, el padre, el cura, el juez, deben cumplirlo, morir por su palabra. Si yo cumplo mi promesa, puedo llamarme "hombre"; si no la cumplo en mi no hay nada de humanismo, nada de hermandad. La ciencia futura está de parte de la gente que vive de esta manera.

Yo veo en la generación joven un anhelo hacia ideas nuevas. Siguiendo a los comunistas no les reprocho, veo que sin proclamarse cristianos, hacen buenas cosas, hacen grandes sacrificios. Y los cristianos que hablan de Cristo, miran cómo asegurarse. Pues, los comunistas son no creyentes sin dinero, y los cristianos – creyentes con dinero. Querría encontrar a una persona que sepa que existe Dios en el mundo, que tenga verguenza cuando mienta a alguien, que sepa que será condenado si insulta a alguien, y que sea sincero al pedir perdón. Ahora, cuando cometemos un crimen, decimos "yo tengo derecho." Sí, todos tenemos derecho de hacer crímenes, todos tenemos derecho de mentir, todos tenemos derecho de hacer bondades, de hablar con la verdad, todos tenemos la libertad, pero debemos saber que cada uno se debe responsabilizar. Si robas te van a robar; si causas daños te van a causar daños a ti; si violas te van a violar. Lo que haces esto vas a encontrar. "Con tal medida con que mides, con ella te medirán", dice Cristo. La ley es verdadera.

Ahora, les voy a pronosticar algo. No adivinaré. ¿Qué tiempo hace hoy? – Hace buen tiempo, está claro y templado; el sol brilla perfectamente. El tiempo claro demuestra que todo se va a desarrollar bien en el futuro, hará mucho calor y pronto entre los búlgaros habrá una corriente de bondad. Las mentes de la gente se transformarán, se calentarán y empezarán a pensar correctamente. El tiempo silencioso demuestra que los búlgaros llegarán hasta la conciencia, no harán intentos de nuevas guerras, no cometerán el error de 1912 y 1915. Ahora, ya los búlgaros no van a luchar con armas sino con Amor, seguirán una neutralidad severa y dirán: "Hasta ahora servimos a las fuerzas Centrales*, pero ahora ya deseamos probar la vida Nueva de Dios y de construir nuestra vida siguiendo Su voluntad." Sólo de esta manera llegara la conciencia en los búlgaros y se alzarán como pueblo. Entonces se volverán hacia los comunistas, socialistas y dirán: "Hermanos, nosotros les amamos, nosotros vemos en sus aspiraciones ideas buenas que son necesarias; no hay que dividir, todo en la Tierra es nuestro, vamos a trabajar juntos." Algunos me objetarán: "Bien, pero ellos no creen en Dios, ellos no aman a la gente." ¿Cómo que no creen? Ellos tienen Dios; si aman, tienen Dios. Si me encuentra uno y me roba, me estropea la pierna, creyendo en Dios, ¿qué provecho tengo yo y la demás gente de su creencia? Si me encuentra uno y me hace bien no creyendo en Dios, él sera más util que el primero que se queda sólo con su teoría. El que cree y me roba, le escupiré; el que no cree y no me roba, le daré dos besos porque él no mancha el Nombre de Dios y cumple Su Voluntad. Esta es la Nueva enseñanza que la generación de hoy día deberá tener en vista. Esta lepra social debe quitarse completamente.

De este modo deben predicar todos los sacerdotes, de este modo deben predicar todos los búlgaros. Si predican de esta manera, ¡mi bendición caiga sobre ellos! Pero si no creen y no predican de este modo, se escupirán solos. Que los sacerdotes digan: "En el nombre de Cristo serviremos a Dios, sin dinero viviremos." Pero me objetarán que tienen mujeres, hijos. ¿Pues, que esas mujeres no pueden vivir como ustedes? ¿La mujer de un pope no puede vivir como ustedes? – Puede. Ella tiene que dar primera el ejemplo de desinterés, pero ella debe asegurarse de ser la primera. ¿A un Obispo y a un pope para qué les sirve el dinero? ¿Cómo desean asegurarse ellos? Cristo no estuvo asegurado. ¿A Cristo, cuánto le pagaron por Sus sermones? Les hablo en el nombre de Cristo. ¿Ustedes sirven en el nombre de Cristo, no? Véanlo de esta manera, este trabajo es serio.

Llegan dos excepciones. Deseo que me comprendan correctamente. No tengo el más mínimo deseo de ofender a ninguno de ustedes. Sus creencias, sus profundas convicciones, cualesquiera que sean, para mi son sagradas. Pero sus malas acciones, son otra cosa, estas no las puedo compartir. Yo no puedo soportar el mal en el mundo, no puedo mirar tranquilamente cuando uno ofende al otro. Puedo callar pero en mi alma se alza un gran dolor y me digo a mi mismo: esta gente es cristiana; ¿cuál es este engaño que los ha paralizado?, ¿cuál es este momento sicológico, cuando ellos salen fuera de si mismos? Pero yo creo que un gran calor está llegando, el cual fundirá los hielos. En las montañas se elevarán grandes vapores, arroyos puros y claros fluirán. Luego una fastuosa vegetación crecerá, las semillas y frutos plantadas desde hace miles de años en el pasado saldrán, florecerán y darán fruto, y las naciones de toda la raza Blanca unirán sus manos, una con la otra. Vendrá al mundo esta Nueva cultura, la cual nadie esperaba y nadie ha visto. ¡Y todos serán ciudadanos de la Nueva cultura, de esta Nueva Humanidad!

Me gustaría que todos ustedes fueran invitados a la mesa de esta Nueva Humanidad. Están todos invitados, pero por favor, no se nieguen, como hace dos mil años, cuando Cristo invitó a mucha gente a la fiesta, se negaron bajo muchos pretextos: algunos tenían que trabajar sus campos, otros se compraron cinco pares de bueyes y tenían que probarlos, aún unos terceros se casaron. Todos respondieron: "¡Renunciamos a la Nueva cultura!" Cristo viene de nuevo y pide una vez más toda la raza Blanca que tome esta Nueva enseñanza. Ahora tomaremos como Divina a toda la buena gente que durante cinco siglos pastó rebaños y los usaremos para construir este gran edificio Divino. Porque la Vida no se construye con una roca y cuando la construyamos sólo entonces vendrán la Sabiduría y el Amor. Sólo entonces habrá música, poesía, arte, sólo entonces habrá órden y sistemas, sólo entonces habrá comprensión entre toda la gente. Sólo entonces nos daremos un beso sagrado, a través del cual sentiremos la Alegría que los ángeles sienten.

Equipo de traducción al español:

Zornitza Gáneva - Bulgaria

José de Jesús Saavedra Aceves - México

Todos los participantes en los equipos de traducción trabajan voluntaria y gratuitamente.

Agradeceremos cualquier tipo de ayuda, especialmente en la edición, publicación y distribución de las traducciones.

* Las fuerzas Centrales fueron una coalisión internacional durante la Primera Guerra Mundial.

Copyright (c) 1997 Publishing House "Byalo Bratstvo" All Rights Reserved

 

Home English Russian French Bulgarian Polish Deutsch Slovak Spanish Italian Greek Esperanto

About    Search History    Top 100    Search Help